Vuelos low cost: lo que eran antes y lo que son ahora

Los Vuelos low cost son una tendencia que lleva varios años en el mercado, pero que nunca habían tenido tanto éxito o fama como lo tienen desde hace algún tiempo. Esta modalidad de prestar servicios aéreos se ha vuelto muy popular alrededor del mundo, al punto de hacer que las aerolíneas tradicionales se planteen nuevas estrategias de mercado.

Las empresas que ofrecen vuelos low cost han venido teniendo un incremento de pasajeros, que ven cómo pueden ahorrar en sus vacaciones con ayuda de los precios bajos de los pasajes en vuelos nacionales e internacionales.

Pero, estas empresas que hoy en día son consideradas las reinas del negocio de los vuelos de pasajeros, no son lo que eran hace algunos años cuando el sector estaba desarrollando la idea de vuelos baratos en avión y con una calidad media.

Los vuelos nacionales

En un principio, los vuelos low cost solo eran nacionales, y se evitaban los largos viajes alrededor del mundo. Esto se debía a que los largos vuelos resultaban costosos y las empresas de bajo coste buscaban ahorrar al máximo para poder generar ingresos con los pasajes baratos.

Con el paso del tiempo esto fue cambiando, sobre todo cuando los vuelos baratos llegaron a Europa, un continente relativamente pequeño, donde los países están muy cerca y es posible llevar a cabo vuelos internacionales a distancias similares que vuelos nacionales en Estados Unidos.

Ahora, los vuelos de bajo coste están llegando a todas partes del mundo.

vuelos-low-cost

Casi ningún servicio extra

Las aerolíneas con vuelos low cost no tenían un servicio muy bueno, en la mayoría de los casos, las personas no podían acceder siquiera a servicios básicos como alimentación o bebidas alcohólicas o no alcohólicas. Esta situación ha cambiado un poco, al punto de ofrecer actualmente servicios más completos.

Estos servicios complementarios se pagan como un extra, por lo que queda de parte del cliente si desea o no tener un gasto extra por un servicio que es posible que no use.

Una sola maleta

En la mayoría de las aerolíneas con vuelos low cost solo se permitía una maleta y esta a veces debía ser ligera, ya que había un límite de peso por equipaje. Esto ha ido cambiando con el tiempo, al punto de ponerle cierto freano al servicio de pesaje de maletas.

Las empresas han ido aprobando que las personas lleven consigo una segunda maleta o que puedan tener un equipaje de mano extra del que ya es permitido.