Strip, la avenida preferida en la ciudad del pecado

Después de pasar el popular anuncio de “Bienvenido a la Fabulosa Las Vegas Nevada” (Welcome to Fabulous Las Vegas Nevada), cuya señalización se encuentra al sur del Boulevard de las Vegas del Sur, no tardarás mucho en darte cuenta que estás cruzándote con la gran avenida Strip, que se refiere al segmento del Boulevard de las Vegas, que queda entre la avenida Sahara al norte de la calle Russell sur.

Strip, la avenida preferida en la ciudad del pecado

Este lugar es prácticamente el que une a la mayoría de los hoteles y casinos situados cerca del Boulevard de las Vegas. Al norte de Strip te encontrarás con un excelente lugar para tomar tus fotografías, ese lugar es bien llamado la más alta torre usada como mirador en la zona.

En la avenida Strip es donde encontrarás los monumentos más emblemáticos de las Vegas. Entre estos se pueden encontrar las Fuentes del Bellagio, la Torre de Eiffel de Paris, las Vegas, las pirámides y la esfinge perteneciente a Luxor y el gran canal veneciano. Esto hace a esta calle una de las más visitadas y más lujosas del mundo porque se puede acceder a una vista panorámica que junta unas cuantas de las maravillas más hermosas del mundo en un mismo lugar.

Strip, la avenida preferida en la ciudad del pecado

Si tienes toda la resistencia física para poder trasladarte sin la ayuda de un vehículo, puedes prescindir de él y explorar la gran avenida Strip a pié, pero tráete unos buenos zapatos que te aporten toda la comodidad necesaria para una larga caminata.

Strip, la avenida preferida en la ciudad del pecadoIgualmente, si no quieres hacer eso, puedes usar el monorriel para viajar por toda la magnífica avenida. Además también cuentas con el buen apoyo del Deuce Bus, el cual te ofrece viajes 24/7 desde la calle Fremont Experience en el centro de Las Vegas, hacia lo que te resta hasta el final sur del camino. Algo que no debes de olvidar en este lugar para cerrar tu día de forma alegre y tranquila, es prestarle mucha atención a tu cartera, porque los carteristas (ladrones de carteras) están muy atentos de cualquier debilidad que pueda mostrar cualquier turista inocente.