Consejos para practicar senderismo con niños

Pasar tiempo al aire libre es fundamental para el desarrollo de nuestros hijos, y qué mejor manera que hacerlo en la naturaleza. El senderismo es, por tanto, una forma increíble de enseñarles a apreciar la belleza de la naturaleza, al tiempo que compartimos momentos mágicos en familia creando recuerdos para toda la vida. Por supuesto, antes de iniciarse en esta actividad es extremadamente importante equiparse con el material para senderismo adecuado, a fin de practicar esta disciplina con comodidad y seguridad.

Da igual que quieras realizar una escapada cerca de casa o aproveches tus viajes turísticos a otros países, practicar senderismo con los niños es una opción muy interesante para pasar nuestro tiempo libre.

Los 12 mejores consejos para practicar senderismo con niños

  1. Equipa a tu hijo correctamente. Esta claro que no vais a ir a unas Olimpiadas, pero es extraordinariamente importante contar con el equipamiento adecuado para practicar esta actividad. Calzado adecuado, ropa de abrigo, chubasquero, mochila, comida y bebida, etc. Eso para el niño, pero los adultos además de lo anterior, deben portar material de primeros auxilios, equipo de orientación, teléfono móvil cargado para cualquier eventualidad, etc. La seguridad es lo primero, y a la montaña no se puede ir de cualquier forma.
  2. Introduce a los niños en el senderismo con un paseo prolongado (hasta 1 horas máximo, dependiendo de la edad) en un entorno natural y que les resulte familiar, cercano a casa. A continuación, pase a una caminata de medio día por un sendero.
  3. Empezar de joven: como casi todo en la vida, cuanto antes se familiaricen los niños con el hecho de caminar distancias medianamente largas, más posibilidades tendrán de engancharse a este mundillo, al verlo como algo natural. Una buena edad es comenzar poco a poco a partir de los tres años.
  4. Analiza previamente la ruta. No nos cansamos de repetirlo, es vital realizar las actividades en montaña con total seguridad. Por ello, es importante que cuando vayas a hacer senderismo con niños analices la ruta que queráis hacer, al objeto de descartar los itinerarios que tengan precipicios con riesgo de caída, posibilidad de formar torrentes de agua, etc. Y por supuesto, consulta el parte meteorológico y deja dicho a otras personas la ruta que vayáis a seguir.
  5. Ponte en su lugar. Es muy importante que nunca obligues a un niño pequeño a caminar. Si lo haces es posible que arruines su acercamiento al senderismo. Ten en cuenta que los niños, especialmente los de corta edad, se cansan con bastante facilidad si no están acostumbrados a andar ciertas distancias. Valora adecuadamente su cansancio y no te olvides de tomar descansos con mayor frecuencia de lo habitual.
  6. Simula un vivac: monta una tienda de campaña en el jardín o incluso dentro de casa. Deja que los niños se lo pasen pipa y duerman allí durante la noche. Se trata de que salgan de su zona de confort sin sobresaltos.
  7. Deja que te ayuden a planificar: elegid juntos esa ruta de senderismo apta para los más pequeños de la casa, preparad juntos las mochilas, la comida, el material de primeros auxilios y todo lo necesario para practicar la actividad de forma segura… Por supuesto, tómate en serio sus consejos.
  8. Involucra a sus amigos: seguro que para los peques es más divertido y motivador ir de senderismo con sus amiguitos. Proponlo a las demás familias y disfrutar de la ruta en compañía
  9. Para motivarles, deja que lleven su propia mochila (por supuesto, que sea pequeñita), con un poquito de agua, comida, etc. Después puedes ir dejando que lleven un poco más de peso progresivamente. Ni que decir tiene que los mayores debemos hacer de «sherpa» para que los menudos no lo pasen mal, sobre todo en las primeras excursiones.
  10. Da ejemplo y disfruta como un niño: ¿Por qué deberían los niños sentirse entusiasmados con una aventura al aire libre si tú no lo estás? Localiza pájaros, flores, setas, insectos… Otra excelente estrategia es prestarles tu cámara fotográfica y enseñarles como funciona. Y cuando son un poco más mayores, muéstrales el funcionamiento de un GPS o cómo pueden ubicarse con un mapa.
  11. Compartir las tareas: no hagas todas las tareas y deja que los niños participen de forma activa en todas las actividades.
  12. Muéstrales la importancia de cuidar la naturaleza. Por la cuenta que nos trae (especialmente a las nuevas generaciones) es muy importante que se mentalicen desde pequeños de que es vital cuidar nuestro entorno. Enséñales a no contaminar, a cuidar de los animales, a no tirar basura y a recoger la que se encuentren.

Y, por supuesto, el mejor consejo que podemos darte es ¡ten cuidado!

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener un acercamiento seguro y exitoso al senderismo en familia. ¡Ánimo!