Cómo regalar un viaje y además, hacerlo bien.

¿Estás planeando regalar a algún familiar o amigo unas vacaciones de ensueño? Seguro que a menudo has visto vídeos en internet de maravillosas entregas de regalos en los que aflora la emoción y saltan lágrimas de alegría. Se trata de un regalo caro, así que es mejor que estemos seguros de que la persona que lo recibe va a estar encantada con el mismo.

Lo cierto es que regalar un viaje es una buena idea. Cada vez más, la gente prefiere regalar y recibir experiencias en lugar de cosas materiales. Muchos estudios coinciden en señalar que viajar proporciona más felicidad que ahorrar dinero o comprar cosas materiales. Viajar se convierte, cada vez para más personas, en una experiencia extraordinaria.

Un regalo de este tipo siempre será recordado de manera especial. Las cosas materiales están muy bien y dependiendo del regalo pueden crear mayor o menor bienestar en el momento de recibirlas. Un viaje es algo muy especial que será recordado siempre con cariño. Incluye el sinfín de experiencias vividas y nos acompañará siempre cuando rememoremos la aventura. El viaje se convertirá en un gran recuerdo que irá ganando valor con el paso del tiempo. Es un regalo para toda la vida.

Regalar una experiencia, como por ejemplo un viaje, es mucho más significativo y será infinitamente más recordado que el regalo de algo material y esto está avalado por muchas investigaciones. Además, es muy divertido ver la cara de la persona al recibir su regalo y después poder ir de viaje juntos.

Sin duda, regalar un viaje no va a ser nada sencillo.

Las agencias de viajes ofrecen a menudo diferentes opciones. Puedes regalar un viaje concreto o un bono de viaje de una agencia de la cantidad que desees y que se podrá canjear por un billete de avión, por avión más hotel, por un crucero o un viaje organizado.

Consejos interesantes para que tu regalo sea muy especial y no defraude.

1. Si no estás totalmente seguro de que la persona que recibe el regalo podrá viajar un día y a una hora concreta, debes hacer un regalo abierto o, en su caso, un viaje con tarifa flexible para que pueda hacer cambios en las reservas. Como decíamos anteriormente, puede tratarse de un bono, un documento escrito por ti mismo, una tarjeta regalo, un cheque… Muchas familias se han acostumbrado a regalar tarjetas de regalo de avión, pues es difícil acertar siempre con el cuándo y dónde viajar y de esta forma, como hemos dicho, se acierta seguro. En muchos casos, son regalos excelentes por ejemplo, para los abuelos, que normalmente tienen a sus hijos y nietos distribuidos por diferentes zonas del país o incluso en otros países. La presentación puede ser la que quieras. Lo importante es que se adapte a las opciones de la persona que lo recibe. Existen algunas ideas divertidas, como por ejemplo la de envolver una guía de viaje junto con el bono, o con algún folleto de viaje, regalar un viaje a París en una caja de macarons, o un viaje de esquí en una caja de nieve falsa . Más adelante, volveremos al tema de la presentación para dar más ideas.

2. Si vas a regalar un viaje de luna de miel, porque se casa un familiar cercano, o porque formas parte de un grupo de amigos que se reúne para contribuir al mismo, puedes buscar ayuda en páginas web especializadas, que harán de tu regalo algo muy especial. Por ejemplo, en Evaneos, Logitravel, Bodamás, etc.

3. Si estás pensando en regalar un crucero, debes tener en cuenta algunas particularidades. Puede que te haga mucha ilusión regalarle los billetes directamente. En ese caso asegúrate de que la persona esté disponible para la fecha, pues por lo general los cruceros no son reembolsables y tampoco se permite cambiar el nombre de los pasajeros una vez que se ha realizado la reserva. Lo más recomendable es obtener un bono regalo de una compañía de cruceros y asegurarse de que incluye todos los extras, pues podría suceder que la persona que realiza el viaje se encuentre con gastos pendientes de pago y puede suceder que no pueda permitírselo económicamente. Los gastos de tasas de los cruceros suelen ser bastante elevados.

4. En relación con lo anterior, hay que tener en cuenta que existen muchos destinos que cobran al final de la estancia una tasa por concepto de turismo. Esta puede ser más o menos elevada y puede convertirse en un quebradero de cabeza para el viajero. Si realizas este tipo de regalo, debes asegurarte de incluir todos los gastos o, en su caso, explicar claramente a la persona que lo recibe, cuáles son los extras que tendrá que pagar en caso de aceptar el regalo.

5. Dependiendo del destino que hayamos regalado, se necesitará un pasaporte. Tengamos en cuenta que nuestro regalo implicará un gasto importante en este sentido. Podemos incluir una cantidad para gastos de documentación o asegurarnos de que la persona que recibe el regalo cuenta con pasaporte.

6. Regalar billetes de avión casi siempre es un acierto. Pero al tratarse de un regalo parcial, debemos conocer muy bien al destinatario y saber que podrá hacer frente al resto de los gastos que supondrá el viaje.

7. Si se trata de unas vacaciones en familia, el éxito está casi asegurado. Si estás tratando de sorprender a tus hijos puedes elegir el destino, pero a la vez, dejarles otro tipo de decisiones para que tengan sensación de haber contribuido a la aventura. Una vez entregado el bono regalo, o el cheque, la tarjeta, los billetes, etc., deja que decidan sobre algunas de las actividades a realizar durante las vacaciones. Otra opción divertida es hacerles el regalo sin desvelar el destino. Esto último tiene sus cosas buenas, pues añade emoción al viaje, pero también perdemos la oportunidad de formar parte en conjunto de la planificación.

8. Cuidado con la reserva. La mejor forma de frustrar un buen regalo es que te pillen la reserva por ejemplo, en la bandeja del correo electrónico, o que encuentren algún papel impreso en el que figure la sorpresa.

9. Busca ofertas especiales. Se trata de un regalo caro, por lo tanto, todo lo que puedas ahorrar aprovechando descuentos y buenas ofertas, mejor.

10. Si no contamos con mucho presupuesto, siempre tenemos la opción de regalar un viaje de fin de semana low cost. Regalaremos una experiencia inolvidable a un precio muy asequible.

Regalar un viaje

Pasos para triunfar con nuestro regalo

1. Planificación del viaje de vacaciones

En primer lugar debemos determinar cuál es nuestro presupuesto real para la organización del regalo. ¿Cuánto podemos gastar en el regalo de un viaje de vacaciones? Es importante saber si vamos a poder regalar solo billetes de viaje, billetes más alojamiento, pensión completa, etc.

Una vez que sepamos con qué cantidad contamos y lo que queremos que incluya nuestro regalo, debemos elegir un destino. Para ello, es importante que conozcamos los gustos de la persona que lo va a recibir. Es probable que exista un destino que siempre hayan querido visitar. Lo ideal es elegir un sitio que cumpla el sueño de la persona y sea un lugar que a menudo mencione como destino para viajar. Una opción es dejar el destino en blanco y permitir que el destinatario sea quien lo elija una vez entregado el regalo. En ese caso, como dependeremos de un presupuesto concreto, podemos realizar una serie de propuestas más o menos cerradas para que elija su preferida.

Una vez elegido el destino, es importante prestar atención a las fechas en las que se realizará el viaje. Como decíamos anteriormente, lo más adecuado es optar por fechas flexibles o planificar el viaje para un periodo en el que sabemos seguro que el destinatario tiene vacaciones y además suele usarlas para viajar.

El alojamiento, si nuestro presupuesto lo permite, y para hacer el regalo aún más especial, debería ir incluido en nuestro regalo. Buscar hotel o apartamentos es otro de los pasos importantes.

Una vez que tenemos todos los datos chequeados y que hemos comprobado que regalar un viaje es apropiado, es hora de comprarlo. Este paso se puede realizar de varias formas. Podemos comprar los billetes por internet, consiguiendo alguna oferta o descuento interesante.También se puede consultar en alguna agencia de viajes. Lo importante es buscar diferentes opciones para encontrar las mejores tarifas. Puedes barajar la opción de hacer el regalo en común con amigos o familiares y entregarlo de forma conjunta. De este modo, ampliaremos el presupuesto y se convertirá en algo más asequible.

2. Cómo realizar una buena presentación cuando regalas un viaje

Si deseas triunfar estas navidades, por el día de la madre, en la celebración del día de los enamorados, en el cumpleaños de tu pareja, etc., la idea de regalar un viaje va a ser acierto casi seguro. Como decíamos anteriormente, regalar experiencias se está convirtiendo en una moda. Pero, llegados a este punto, aparece una duda: ¿cómo envolver unas vacaciones? Dar un trozo de papel, puede resultar frío y quitarle bastante encanto al momento.

No te preocupes, existen diferentes formas de aderezar la entrega de tu gran regalo.

Si vas a regalar una excursión, puedes dibujar la descripción del recorrido a realizar en una guía o en un mapa. Puedes dibujar el o los medios de transporte, resaltar las paradas en el recorrido, etc. Además, dependiendo del tipo de actividades a realizar, se pueden usar diversos motivos para hace más divertido el regalo. Por ejemplo, si el regalo incluye una clase de escalada, podemos usar una cuerda de las que se usan para escalar a modo de cinta decorativa.

Si lo que regalamos es un viaje completo, existen muchísimas posibilidades diferentes para que la entrega sea especial. Por ejemplo, se puede introducir una breve descripción de lo que será el viaje en una etiqueta de equipaje o un porta pasaportes. También se puede envolver una tarjeta explicativa o los mismos billetes de avión o barco junto con cualquier elemento típico de viajes: una pequeña almohada hinchable para el avión, un neceser con mini productos de higiene, un diario para el viaje, etc. También se puede comprar un libro o guía sobre el destino elegido y escribir en las primeras páginas una descripción de nuestro regalo.

Si regalamos un viaje de camping o un viaje en el que vamos a hacer senderismo, podemos usar motivos de acampada, como una mochila en la que introducir los detalles del itinerario o por ejemplo envolver la información en un pañuelo o en una camisa de cuadros. También podemos utilizar una cesta de picnic y aprovechar para añadir, además de la tarjeta de regalo, una botella de vino o algún alimento típico.

¿Hemos elegido un destino paradisíaco? ¿Vamos a viajar a un bosque, a una selva o una playa tropical? Podemos adjuntar una tarjeta regalo a una pequeña planta típica de la zona o de una especie similar a las autóctonas.

También podemos organizar un juego con el paquete regalo. Una idea divertida es usar fichas del Scrabble para que el destinatario organice la información y vaya descubriendo cuáles son los detalles de su magnífico regalo. Otra opción divertida es realizar un juego de pistas, colocando diferentes mensajes en diferentes lugares de la casa hasta llegar al paquete que contiene la descripción del regalo.

3. Cómo entregar el viaje a nuestro familiar o amigo

Una parte importante es la entrega del regalo. Si vamos a gastar una buena cantidad de nuestros ahorros, tendremos que hacerlo muy bien. Debemos sorprender a la persona con el viaje. Podemos colocar nuestro paquete junto a la cama para que lo encuentren al despertar o colocarla bajo el árbol de navidad. Lo más importante para asegurarnos de que se trate de una sorpresa, es mantener todos los detalles en secreto.

Otra opción divertida es utilizar el juego de las pistas para conseguir que la persona descubra el destino de su viaje regalo. Evidentemente esto conlleva una gran preparación, pero un regalo de esta categoría, bien lo merece. Una vez descubierto el destino, puedes hacerle entrega de los billetes de viaje.

Para darle un carácter especial a la entrega, puedes llevar a la persona a un lugar concreto. Bien un lugar significativo para ambos, bien un lugar relacionado con el viaje. Por ejemplo, si vamos a regalar un viaje a México, podemos llevarlo a un restaurante mexicano, si es a Marruecos, a un marroquí, etc.

Una de las formas más espectaculares de sorprender es la de entregar el regalo justo en el momento de comenzar la aventura. Se trata de una sorpresa un poco arriesgada y requiere de gran organización. En primer lugar debes estar seguro de la disponibilidad de la persona para viajar en el momento. Normalmente este tipo de sorpresas solo puede hacerse entre familiares cercanos, que conocen muy bien la planificación del día a día del destinatario. En este caso, se puede preparar la maleta y entregar los billetes junto con la misma. Después de los primeros momentos de desconcierto, seguro que la persona reacciona y comienza la aventura con una emoción y sorpresa alucinante.

Regalar un poema en el que se encuentre explicado su regalo, también es muy emotivo. No hace falta que seamos grandes poetas. Se trata de tener un poco de creatividad en el asunto y disfrutar de la cara del destinatario cuando va leyendo su sorpresa.

¿Has regalado alguna vez un viaje? Cuéntanos tu experiencia.

Suscríbete ahora

y consigue GRATIS el EBOOK "50 Consejos imprescindibles para ahorrar dinero cuando viajes"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *