¿Qué ver en Zaragoza?

Zaragoza, capital de Aragón y quinta ciudad de España en número de habitantes, no solo es un importante núcleo industrial y económico, también cuenta con un impresionante patrimonio artístico y cultural que atrae cada año a cientos de miles de visitantes dispuestos a disfrutar de sus muchos tesoros y de su animada vida social y cultural.

Aunque las fechas más señaladas de la ciudad son las Fiestas del Pilar, en octubre, y la Semana Santa, ambas declaradas fiestas de interés turístico internacional, lo cierto es que cualquier época del año es buena para una escapada a Zaragoza.

Qué ver en Zaragoza

Con más de 2.000 años de historia, Zaragoza fue fundada por los romanos en tiempos de César Augusto, sobre los restos de una antiguo poblado íbera, con el nombre de Caesaraugusta. A lo largo de su larga historia la capital aragonesa ha albergado diferentes culturas, judía, musulmana y cristiana, algo que es visible en muchos de sus rincones.

Si bien el símbolo por excelencia de Zaragoza es la Basílica del Pilar, son muchos más los monumentos que dejan boquiabierto al visitante, desde el extraordinario arte mudéjar que se puede admirar en lugares tan señalados como la Seo de San Salvador, las iglesias de San Pablo y la Magdalena, el Monasterio del Santo Sepulcro o el Palacio de la Aljafería hasta la ruta romana de Caesaraugusta o sus museos, con la alargada sombra del genial Francisco de Goya siempre presente.

A continuación te mostramos una selección de las visitas imprescindibles en cualquier viaje a Zaragoza.

Plaza del Pilar

La Plaza del Pilar es el centro neurálgico de Zaragoza, su corazón palpitante, un punto de encuentro para zaragozanos y visitantes en la que se puede contemplar algunos de los monumentos más icónicos de la ciudad, empezando por la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Virgen del Pilar.

La importancia de esta plaza es tal que en la cultura popular maña es conocida como “el salón de la ciudad”. Además de la emblemática basílica, en la plaza también puedes admirar La Seo o Catedral de San Salvador, el Ayuntamiento o la Lonja.

Plaza del Pilar de Zaragoza
Plaza del Pilar
Qué ver en Zaragoza – Plaza del Pilar

Por último, no dejes de admirar los dos maravillosos conjuntos escultóricos de la Plaza del Pilar, el dedicado a Goya (el aragonés más universal, con el permiso del cineasta Luís Buñuel) y la Fuente de la Hispanidad, en la que puedes ver dibujado el mapa de Latinoamérica.

Basílica del Pilar

A pesar de sus dos largos nombres (Santo Templo Metropolitano de Nuestra Señora del Pilar y Catedral Basílica de Nuestra Señora del Pilar), este templo barroco es conocido por todo el mundo como “El Pilar”.

Cuenta la leyenda que el primer templo fue construido en el año 40 de la era cristiana a a partir de un pilar de mármol en el que la virgen María se apareció al apóstol Santiago. Aunque no existen pruebas de esta primera etapa, sí está documentado que a lo largo de los siglos la actual basílica tuvo forma de una iglesia mozárabe, de otra románica y, finalmente, de una gótico-mudéjar, hasta que a finales del siglo XVII comenzaron unas reformas que la convertirían en el templo barroco que es en la actualidad.

Desde el año 1676 el Pilar tiene el título de catedral y desde 1948 el de basílica. En su interior puedes admirar la Santa Capilla de la Virgen, sus grandiosas cúpulas (dos de ellas pintadas por Francisco de Goya, la Regina Martyrium y la del Coreto), el Museo Pilarista, con una preciosa colección de mantos que luce la Virgen, y un deslumbrante retablo de alabastro del siglo XVI, entre otros tesoros.

Como curiosidad, también es posible observar dos bombas que cayeron en la basílica durante la Guerra Civil Española y que, afortunadamente, no explosionaron.

La entrada a la Basílica es gratuita todos los días de la semana, aunque la visita al museo es de pago, al igual que la subida a la torre (muy recomendable por las impresionantes panorámicas de Zaragoza que te brinda).

Basílica del Pilar
Qué ver en Zaragoza – Basílica del Pilar

Catedral de El Salvador

Al igual que la Basílica del Pilar, la Seo de San Salvador está situada en la Plaza del Pilar. Su construcción se inició en el siglo XII, con unas características arquitectónicas románicas. Se levantó sobre el antiguo solar que habían ocupado el foro romano de Caesaraugusta y, posteriormente, la mezquita de la Taifa de Saraqusta, durante la etapa musulmana de la ciudad.

A lo largo de los siglos fue reformada en numerosas ocasiones hasta adquirir, en el siglo XVIII, su actual estilo barroco.

En su interior destaca el retablo mayor del Presbiterio o Capilla Mayor, sus numerosas capillas menores, el Coro y el Trascoro. La Seo también alberga el Museo de Tapices, con una deliciosa colección de 60 paños que abarcan desde el siglo XV al XVIII. Entre las series más interesantes destacan las de La PasiónLa Exaltación de la Santa Cruz y La Historia de San Juan Bautista.

La entrada a la catedral es de pago, con horarios de mañana y tarde durante toda la semana.

Catedral de El Salvador
Catedral de El Salvador (La Seo) en la ciudad de Zaragoza

La Lonja

Situado en la Plaza del Pilar, La Lonja fue el primer edifico renacentista de Zaragoza, construido en el siglo XVI. Destinado a intercambios comerciales, su fachada fue inspirada por los palacios italianos de la época y en su edificación se utilizaron técnicas mudéjares.

De su interior te sorprenderán sus bóvedas de crucería estrellada y las columnas anilladas que separan las naves de su gran salón.

Actualmente acoge numerosas exposiciones temporales de escultura, pintura, fotografía…, que van cambiando cada dos o tres meses. El acceso es gratuito y solo cierra los lunes.

La Lonja de Zaragoza
La Lonja de Zaragoza

Murallas Romanas

Las Murallas Romanas rodeaban la antigua ciudad de Caesaraugusta en un perímetro de más de 3 kilómetros. Su construcción data del siglo II y III. Durante la Edad Media siguieron siendo utilizadas como defensas de posibles ataques por visigodos y musulmanes. A partir del siglo XV fue utilizada como cantera para numerosas construcciones de la ciudad.

En la actualidad puedes visitar 3 tramos de las Murallas Romanas de Zaragoza: en la Avenida de César Augusto (el tramo más grande con sus 80 metros de largo), en la popular zona de el Tubo y al final de la Calle El Coso, con un tramo que fue integrado en el Monasterio del Santo Sepulcro durante su construcción en el siglo XV.

Al lado del tramo de la Avenida de César Augusto puedes contemplar también una estatua dedicada a quien fuera primer emperador de Roma, un regalo del gobierno de Mussolini a la ciudad del año 1940.

Murallas Romanas de Zaragoza
Qué ver en Zaragoza – Murallas Romanas de Zaragoza

Plaza de Los Sitios

Situada muy cerca del Paseo de la Independencia y del río Huerva, en el centro de la ciudad, la Plaza de los Sitios es un agradable rincón con zonas ajardinadas en la que es frecuente la celebración de diferentes eventos, como rastrillos navideños o mercadillos de artesanía.

El monumento que puedes ver en el centro de la plaza, dedicado a los Sitios de Zaragoza, es un homenaje a la resistencia de la ciudad al asedio de las tropas napoleónicas en 1808 y fue esculpido en 1908 por el artista Agustín Querol, dentro de los fastos que se celebraron en ese año con motivo de La Exposición Hispano Francesa.

Plaza de Los Sitios
Qué ver en Zaragoza – Plaza de Los Sitios

Rodeando la Plaza de los Sitios se encuentran algunos de los edificios más interesantes de la ciudad, como el Museo de Zaragoza, la Escuela de Artes y Oficios Artísticos, la Sede de la Cruz Roja o el Edificio de la Fundación Ibercaja.

Museo de Zaragoza

El mayor museo de Aragón tiene su sede principal en la Plaza de los Sitios, en un edificio de estilo neorrenacentista construido por los arquitectos Julio Bravo y Ricardo Magdalena para la Exposición Hispano Francesa del año 1908. el museo cuenta con otras dos sedes: en la Casa Pirenaica, con secciones de etnología, y en la Casa Albarracín, situada en el Parque José Antonio Labordeta, con secciones de cerámica.

La sede principal de la Plaza de los Sitios esta dividida en dos secciones: por un lado, la sección arqueológica, con exposiciones que abarcan desde la prehistoria hasta la Edad Media, entre las que destacan obras como el Tremissis de Sisebuto o los bronces de Botorrita, y la sección de Bellas Artes, con esculturas y pinturas realizadas desde el siglo XII la Edad Contemporánea y con artistas tan relevantes como Francisco Bayeu, Luca Giordano, Juan de Juanes y, por supuesto, Francisco de Goya, entre cuyas obras expuestas destacan los retratos de Fernando VII y del infante don Luís María de Borbón y Villabriga, El éxtasis de San Antonio AbadSueño de San José y estampas grabadas de sus universalmente famosas series de Los DisparatesLa TauromaquiaLos Desastres de la Guerra y Los Caprichos.

El acceso al museo es gratuito, con horarios de mañana y tarde, de martes a sábado, y únicamente de mañana los domingos.

Museo de Zaragoza
Fachada principal del Museo Provincial de Zaragoza

Puente de Piedra

Aunque en tiempos de Caesaraugusta ya existía un puente en su actual ubicación, el Puente de Piedra que cruza el río Ebro fue construido en la primera mitad del siglo XV.

El puente más antiguo de la capital maña presenta 7 arcadas a lo largo de sus 225 metros de longitud y es considerado uno de los rincones más románticos de Zaragoza, especialmente por los irrepetibles atardeceres que se pueden contemplar desde allí.

El puente cuenta con tres puntos de gran interés: el Petril de San Lázaro, un muro de contención para evitar inundaciones construido en el siglo XVIII, la Cruz de Basilio, del arquitecto Ricardo Magdalena, erigida en honor a los caídos en los Sitios de Zaragoza) y el Pairón, un monumento de estilo mudéjar que conmemora el bicentenario de la liberación de la ciudad cuya inauguración tuvo lugar en el años 2013.

Puente de Piedra
Puente de Piedra, uno de los iconos de la ciudad de Zaragoza

Museos de Caesaraugusta

Son cuatro los museos de la ciudad en los que puedes conocer cómo se desarrollaba la vida civil, social, comercial, cultural y religiosa en la antigua Caesaraugusta: el del Foro, el del Puerto Fluvial, el de las Termas y el del Teatro. Todos ellos se encuentran en el casco antiguo de Zaragoza, muy cerca los unos de los otros.

Puedes adquirir entradas para visitar los cuatro museos, la opción más recomendable y rentable, o para recorrerlos por separado. Los horarios son de mañana y tarde, de martes a sábado, y de mañana, los domingos y festivos.

Museos de Caesaraugusta
Qué ver en Zaragoza – Museos de Caesaraugusta

Balcón de San Lázaro

El Balcón de San Lázaro se construyó en 2008 con motivo de la Exposición Internacional que se celebró ese año en Zaragoza y es uno de los mejores miradores para contemplar en todo su esplendor la gran belleza de la capital aragonesa. Ya en el siglo XVII un punto muy cercano fue utilizado por el artista Juan Bautista Martínez del Mazo para pintar su famosa obra Vista de Zaragoza, conservada en el Museo del Prado de Madrid.

Desde aquí puedes divisar de un solo vistazo los principales puntos de la ciudad, como la Basílica del Pilar, la Seo, el Puente de Piedra y el cauce del río Ebro. Es también una buena oportunidad para que descubras los encantos del Barrio de Jesús.

Balcón de San Lázaro
El Balcón de San Lázaro ofrece una de las mejores vistas del Puente de Piedra y la Basílica del Pilar al fondo

Museo de Pablo Gargallo

Un museo situado en el Palacio de Argillo que muestra las mejores obras del escultor y pintor aragonés Pablo Gargallo (1881-1934), uno de los más importantes del siglo XX.

El museo cuenta con un gran número de esculturas en hierro, mármol y bronce, grabados, dibujos y caricaturas, con obras tan destacables como el Retrato de Kiki de Montparnasse o El Gran Profeta. Sin duda, te llamará la atención la capacidad de este artista para combinar el clasicismo con la experimentación más vanguardista.

El museo está abierto todos los días de la semana a excepción de los domingos por la tarde y los lunes.

Museo de Pablo Gargallo
Entrada al Museo de Pablo Gargallo en Zaragoza

El Tubo y Casco Histórico

La zona de El Tubo y del casco histórico es un buen lugar para hacer un alto en el camino después de tantas visitas y disfrutar de unos buenos vinos y tapas con los que reponer fuerzas en alguno de sus muchos bares y restaurantes, donde el tapeo es casi una religión para los zaragozanos y para cualquier visitante que quiera darle una alegría al paladar.

El Tubo forma parte del Barrio de San Gil y por sus callejones, además de los mejores locales de restauración de la ciudad, puedes encontrar algunos de los rincones escondidos con más encanto de Zaragoza, como patios góticos y renacentistas, artesonados mudéjares e, incluso, el que fuera primer cabaret de España, El Plata (aún sigue en funcionamiento, así que puede ser una buena opción para una noche de marcha de ambiente vintage).

El Tubo y Casco Histórico
En tu visita a Zaragoza no puedes olvidarte de degustar unas buenas tapas en la zona del Tubo

Parque del Agua

El Parque del Agua Luís Buñuel, como se le conoce desde su creación en 2008, con motivo de la Exposición Internacional, es el de mayor extensión de la ciudad con sus más de 120 hectáreas. Un estupendo lugar para escaparte y disfrutar de la flora más típica de la tierra, como chopos, sauces y olmos.

Además de su maravilloso entorno natural, el Parque del Agua pone a tu disposición las más variadas actividades para pasar unas jornadas inolvidables: recorridos running, alquiler de bicis y barcas, pistas de fútbol y pádel, minigolf, parque multiaventura, playas fluviales, jardín botánico, zonas de picnic, teatro infantil, tren turístico, cafeterías, restaurantes y todo cuanto puedas desear.

Parque del Agua
Parque del Agua en Zaragoza

Parque Grande

El Parque Grande José Antonio Labordeta es otro espacio verde en el que llenar los pulmones de aire fresco en la ciudad de Zaragoza y relajarte a tu gusto, con espacios para patinar, jugar con los niños, pasear en bicicleta o tomar un tentempié en alguna de sus cafeterías.

Entre los puntos más destacados del parque se encuentran el monumento El Batallador, en honor al rey Alfonso I de Aragón, la Fuente de la Princesa, la primera instalada en la ciudad a principios del siglo XIX, el Jardín Botánico, el Rincón de Goya y el Museo Etnológico, entre muchos otros.

Parque Grande de Zaragoza
Parque Grande de Zaragoza

Palacio de la Aljafería

El Palacio de la Aljafería es un fortín que fue construido en la ciudad de Zaragoza en la segunda mitad del S. XI a instancias de Al-Muqtadir, y cuyo fin principal fue servir como residencia de los reyes hudíes de la antigua Saraqusta.

Palacio de la Aljafería
Qué ver en Zaragoza – Palacio de la Aljafería

Mercado Central

Diseñado por el arquitecto aragonés Félix Navarro Pérez en un estilo modernista e inaugurado en el año 1903, el Mercado Central de Zaragoza tiene la consideración de Bien de interés Cultural y de Monumento Histórico Nacional.

Una visita a este centenario mercado es toda una experiencia sensorial por el olor de los mejores productos de la tierra, delicias aragonesas como el ternasco, el cardo y las borrajas. Con 74 puestos de abastos y 4 espacios gastronómicos, no solo es un lugar para comprar, también para ir de tapeo, de comida y de cena, además de poder disfrutar de actuaciones en directo durante los fines de semana.

Mercado Central de Zaragoza
Mercado Central de Zaragoza

Calle Alfonso I

La mejor calle para ir de shopping en Zaragoza, con algunas de las tiendas más tradicionales de la ciudad.

También aquí puedes encontrar algunos de los locales de mayor solera de la ciudad, como el Café El Real, el bohemio Gran Café Zaragoza y las chocolaterías de la Plaza de Sas, una zona de lujo para disfrutar de una buena merienda. Desde esta plaza puedes acceder a la ya mencionada zona de El Tubo, el paraíso del tapeo zaragozano.

Calle Alfonso I
La Calle Alfonso I, una imprescindible en todo paseo maño

Museo de Goya

Situado en el Palacio Renacentista de los Pardo, en la calle de Espoz y Mina, cuenta con más de 500 obras en su exposición permanente, entre las que destacan 19 del genio de Fuendetodos que da nombre al museo. Entre las obras de Goya más destacadas que puedes admirar en sus salones destacan La Adoración del Nombre de DiosSan JoaquínSanta AnaEsopo y Menipo y Retrato de Maria Luisa de Parma.

Además de la obra goyesca, el museo expone cuadros que van desde el siglo XVI hasta el siglo XX de artistas tan destacados como Jacopo Bassano, Francisco de Zurbarán, José Ribera, Alonso Cano, Francisco Bayeu, Camille Pissarro, Juan Barjola o Joaquín Sorolla.

La escultura también tiene un importante peso en la colección del museo, con obras de Juan de Juni, Damián Forment, Gregorio Fernández y Pablo Gargallo, entre otros.

Museo de Goya
Qué ver en Zaragoza – Museo de Goya

Museo Diocesano

Conocido desde el año 2011 como el Alma Mater Museum, está situado en el Palacio Arzobispal, en la Plaza de La Seo, y tiene una superficie de más de 5.000 metros cuadrados, repartidos en quince estancias y tres plantas.

Con una importante colección de arte sacro, en su primera planta te encontrarás una capilla gótica, los restos de una torre medieval y estancias en las que podrás conocer la historia del edificio; en la segunda, posiblemente la más bonita, podrás visitar el palacio mudéjar y la estancia gótica; por último, en la tercera planta se encuentra el cuarto de los obispos y estancias dedicadas a exposiciones temporales. Abre toda la semana salvo los lunes.

Museo Diocesano de Zaragoza
Museo Diocesano de Zaragoza

Torre de Pisa Aragonesa – Los Panetes

La torre mudéjar de la Iglesia de San Juan de los Panetes, situada entre el Torreón de la Zuda y las murallas romanas, es conocida popularmente como la “Torre de Pisa Aragonesa” por su inclinación, similar a la que muestra la celebérrima torre italiana.

Construida en el siglo XVI, su inclinación se debe a problemas de cimentación, lo que no impide que esta edificación barroca luzca una gran belleza, tanto en su exterior como en su interior.

Al igual que ocurre con la Torre de Pisa, no debes temer que se caiga. Lleva en pie varios siglos y todo parece indicar que seguirá estándolo unos cuantos más.

Torre de Pisa Aragonesa
Qué ver en Zaragoza – Torre de Pisa Aragonesa – Los Panetes

Basílica de Santa Engracia

La segunda basílica más conocida de Zaragoza después de la del Pilar (lo cierto es que no hay más que dos). Bromas aparte, es un templo que bien merece una visita. Destaca su portada renacentista, el único vestigio que queda del Real Monasterio de Santa Engracia, destruido durante el Sitio de Zaragoza del año 1808. En 1899 se inauguraría el nuevo templo, la actual basílica.

En su interior podrás admirar su retablo mayor de madera policromada, de finales del XIX, obra de los modernistas Josep Llimona y Eusebi Arnau, así como dos sarcófagos paleocristianos ubicados en la cripta, cuyo origen es del siglo IV.

Basílica de Santa Engracia
Qué ver en Zaragoza – Basílica de Santa Engracia

Dónde alojarse en Zaragoza

El casco antiguo es la mejor zona para alojarse en Zaragoza, con los principales monumentos de la ciudad a tiro de piedra, así como la animada zona de El Tubo. También es cierto que es la menos económica, por lo que hay que sopesar los pros y los contras.

Entre los alojamientos más valorados de del casco antiguo zaragozano se encuentran el Hotel Silken Reino de Aragón, el Hotel Catalonia El Pilar y los Apartamentos Sabinas El Pilar.

Otras zonas menos caras pero bien conectadas con el centro de la ciudad, así como con los pueblos cercanos, son las de el Barrio de Las Delicias, con hoteles como el NH Sport y el Exe Plaza Delicias, la animada zona estudiantil de la Romareda, con alojamientos como el Hospedium Hotel Villa Gomá y el Ilunion Romareda, y el Barrio del Arrabal, donde destaca el Ibis Zaragoza Centro.

Dónde comer en Zaragoza

No te faltarán zonas en las que degustar platos típicos de la tierra, como el ternasco, el chilindrón o el bacalao, en la capital maña.

Como ya te habrás imaginado, nuestra primera recomendación es recorrer la zona de El Tubo donde el mayor problema que se planteará será elegir entre tanta magnífica oferta. Algunos de los bares, restaurantes más conocidos de esta legendaria zona de tapeo son Casa LacTaberna Doña CastaBula Tapas y El Champi, entre muchos otros.

Pero El Tubo no es la única zona en la que disfrutar de la buena mesa en Zaragoza. También puedes apostar por otros locales del centro de la ciudad, como Casa JuanicoCasa Ernesto y Meli Melo o en el Barrio de Las Delicias, donde brillan El Rincón de Joselén, el Bar Artigas o el Bar 269.

Una escapada a Zaragoza en cualquier época del año pone a tu alcance su extraordinario patrimonio histórico y cultural, además de esa alegría característica de los maños, una forma de ser que enamora a los visitantes y que casi te obliga a repetir la visita.

Otros lugares que visitar en Aragón:

Ahorra en tu viaje a Zaragoza

✅ Localiza tu alojamiento al mejor precio

✅ Reserva un coche de alquiler con un descuento de hasta un 15%

✅ Contrata tu seguro de viaje para España con un descuento de un 5%

✅ Disfruta las excursiones y actividades más TOP en Zaragoza

✅ No olvides llevarte la mejor guía de viaje de Aragón