¿Qué debes llevar (y qué no) en tu equipaje de mano?

Cuando vamos de viaje, nuestras cosas toman dos destinos: maleta y equipaje de mano. Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado qué debes llevar y qué no en tu equipaje de mano al abordar un vuelo?

En este artículo te daremos algunos consejos de viaje y también de todos aquellos elementos que deben sumarse a esa pequeña y práctica acompañante de vuelo a la que llamamos equipaje de mano.

Lo que debes guardar

Preparar el equipaje de mano es una de las cosas más sencillas del viaje, pues en este pequeño bolso solo guardaremos las cosas básicas. A continuación te contamos cada una de las cosas que no debes pasar por algo cuando lo prepares:

Dinero: el mejor lugar para guardar tu dinero es el equipaje de mano, ya que siempre estará a tu alcance.
Documentación y pasajes: toda la documentación de importancia y pasajes deben ser guardados en este bolso.

Tecnología: teléfono móvil, cámaras, laptops, tablets, etc.

Pastillas: debes guardar la medicación en el bolso de mano, y a la vez incluir un certificado médico que avale su consumo. Si padeces una enfermedad crónica, por ejemplo, que precise de medicación, debes guardar en tu equipaje de mano el certificado médico sobre la misma.

Una muda de ropa: aunque no lo creas, los accidentes pasan y te puedes ensuciar durante el vuelo o simplemente se puede perder tu maleta. Por ello la invitación es para que guardes una muda completa de ropa, ello quiere decir: camisa, pantalón y ropa interior.

Joyería: Si vas a viajar con alhajas, la sugerencia es que las guardes también en el bolso de mano.

Qué debo llevar y qué no en mi maleta

Lo que no debes guardar

Lo que no debes guardar en tu maleta de mano conforma una lista reducida. Sin embargo, es importante evitar incluirlas en el equipaje:

Envases de vidrio.

Objetos punzo penetrantes.

Corta uñas.

Productos tóxicos.

Armas de fuego.

Productos inflamables y generadores de fuego.

Sigue estos consejos y evitarás malos entendidos y ratos desagradables durante tu proceso de embarque al avión. Recuerda que es mejor prevenir cualquier inconveniente durante tu viaje y en especial durante tu paso por el aeropuerto. Evitar los retrasos dará mucha tranquilidad a tu aventura.