Los mejores consejos para viajar seguro

No quiero ser alarmista, ya que la mayoría de destinos son seguros. No obstante, también es cierto que en cualquier sitio te puedes encontrar problemas de tipo político o natural y personas que han hecho del delito su forma de vida, ya sea por necesidad o porque han elegido en la vida el camino fácil.

En realidad, salvo zonas muy concretas en el mundo, el riesgo de ser asaltado o robado es similar al que puedes encontrar en una zona caliente de la gran ciudad donde resides habitualmente, por ejemplo la zona centro de Barcelona o Madrid.

No hay que viajar atemorizado, pero si debemos observar una serie de medidas básicas de seguridad para no llevarnos sorpresas desagradables, medidas que son todas de sentido común.

Consejos para viajar seguro

 

Recaba información previa

 

Para muchos viajeros, investigar y planificar un viaje forma parte del juego, es casi tan divertido como el hecho de viajar. Antes de partir tienes que hacer los deberes, determinar los lugares que vas a visitar y recabar información sobre la seguridad en tu destino.

volkswagen-569315_640Para ello puedes utilizar la sección de recomendaciones de viaje del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Aquí podrás encontrar consejos y recomendaciones para viajar a determinados destino, y además se actualiza constantemente.

Otro aspecto fundamental es determinar que transporte vas a utilizar cuando estés en tu destino.

Tu salud es lo primero

 

Se padeces alguna enfermedad, asegúrate de llevar tus medicinas contigo y recaba información sobre si es posible comprarlas en el país de destino.

Antes de salir, asegúrate que tienes puestas todas las vacunas que son necesarias en el país que vas a visitar. Consulta  la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, donde encontrarás información sobre, centros de vacunación internacional, situación sanitaria por países, consejos sanitarios, prevención de accidentes, vacunas y antipalúdicos recomendados para tu viaje y vacunas de interés para viajes internacionales.

Deja una copia de tu itinerario a un familiar o amigo

 

Uno de los consejos estrella en mi opinión. Es una excelente idea que algún familiar o un amigo de tu confianza conozcan la previsión de tu itinerario antes de salir de viaje. Itinerario, vuelos, alojamiento, forma de localización, información sobre tu seguro de viaje, tarjetas de crédito, etc. Y si esta información la pueden tener al menos dos personas, mejor.

Por supuesto, no olvides contactar con cierta frecuencia con ese familiar o amigo, y ponerle al día de tu viaje, especialmente cuando existan cambios de itinerario, transporte o alojamiento.

Si tienes algún problema, querrás que alguien te pueda localizar con facilidad.

folding-map-360382_640

Inscríbete en el Registro de Viajeros

 

Cuando viajes al extranjero, especialmente a zonas con cierta problemática, en mi opinión es obligado inscribirte en el Registro de Viajeros del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Este sencillo acto, con todas las garantías de confidencialidad, permite que estés localizable, gracias al conocimiento de tus datos personales y de tu itinerario de viaje.

Recuerda que esto te puede incluso salvar la vida.

Lista con los números de emergencia

 

Otro de los deberes que debes hacer antes de salir de casa, una lista completa de los números telefónicos a los que llamar en caso de emergencia. Hospitales, Embajadas, Consulados, servicios de emergencia, policía, contacto del seguro de viaje, teléfono de cancelación de tarjetas de crédito…

Este sencillo paso te permitirá reaccionar con rapidez en caso de incidente en tu viaje.

Un buen seguro es necesario

 

¿Realmente necesitas un seguro de viaje? Rotundamente si. Podría salvar tu vida y en el mejor de los casos ahorrarte mucho dinero en caso de necesidad. Además actualmente, con tantas compañías de seguros en Internet y con tarifas muy buenas, no hay excusa para no hacerlo.

Si pierdes tu equipaje, tu documentación, si te ves envuelto en un desastre natural o de tintes políticos o si necesitas asistencia sanitaria, un buen seguro de viaje para ti y los tuyos te reembolsará tus gastos.

Y muchos de esos gastos no son gastos menores. Imagina una atención sanitaria de cierta envergadura en Estados Unidos y la evacuación o traslado posterior a casa… buff, solo de pensarlo me da algo, pueden ser miles y miles de dólares.

Asegúrate que el seguro de viaje que contrates se adapta a tus necesidades. Si quieres más información puedes consultar mi artículo 9 consejos para comprar un seguro de viaje.

Si necesitas una sugerencia sobre un seguro de viaje, personalmente te recomendaría World Nomads.

Identifica los lugares donde acudir en caso de tener problemas

 

Cuando llegues a tu destino pierde unos instantes en conocer donde se encuentra el hospital más cercano, el Consulado de tu país o la comisaría más cercana. En caso de que algo vaya mal, podrás dirigirte a ellos sin demora.

Precinta tu maleta e identifícala

 

Consejo especialmente válido para maletas o mochilas que sean de cremallera o con bolsillos exteriores. Ninguno queremos que a alguna persona se le caiga de manera “fortuita” un paquetito con sustancias extrañas en uno de los departamentos de nuestra mochila, y que después la policía del país de destino nos pida amablemente las explicaciones de porqué ha llegado eso a tu mochila.

Es preferible pagar unos euros para que te precinten la maleta y viajar con total tranquilidad. Por supuesto, si al ver llegar tu maleta por la cinta observas que han retirado o manipulado el precinto, ni siquiera toques la maleta, ve al agente de policía más próximo y explícale la situación. Es preferible prevenir que curar.

No te olvides también de ponerle una etiqueta de identificación a tus bultos, para que te puedan localizar en caso de extravío de la maleta.

Maletas

No aceptes ningún bulto de extraños

 

Por iguales motivos que el punto anterior no debes aceptar ningún bulto a ningún extraño. Da igual las excusas que te pongan o que te de pena no hacer el favor a esa persona. No la conoces, ni al destinatario, y por supuesto (y más importante), no conoces el contenido exacto del bulto. No te compliques el viaje.

Documentos importantes en la nube

 

Escanea todos tus documentos, tarjetas de crédito, billetes de avión, reserva de hotel y listados de números telefónicos y súbelos a la nube. Para ello puedes usar un servicio gratuito como Dropbox, al que te puedes dar de alta en unos segundos. También puedes utilizar otro truquillo, que es enviarte la documentación a tu propio correo electrónico.

Los viajeros de la vieja escuela dirán que ellos con la fotocopia de la documentación es suficiente, pero esta modalidad me parece bastante más segura. Y combinar ambas formas, lo más…

Lo importante, en el equipaje de mano

 

Debes distinguir claramente lo que metes en una maleta convencional y lo que llevas en tu equipaje de mano. En el equipaje de mano debes llevar los efectos que bajo ningún concepto puedes perder: documentación, dinero, smartphone, portátil, cámara de fotos, llaves de tu casa, etc. Y por supuesto siempre vigilado. No se te ocurra llevar ninguno de estos efectos en la maleta que vas a facturar.

Cuidado en los hoteles

 

No pienses que al llegar a tu hotel has pisado “Tierra Santa”. Por desgracia en muchos lugares del mundo, personal que tiene acceso a las habitaciones, descontentos con su puesto de trabajo, con escasos salarios y con ganas de ampliarlos de forma fácil (aunque ilegal), pueden hacerte un buen agujero en tus pertenencias.

Por ello, aunque tampoco hay que obsesionarse, debes adoptar unas mínimas garantías de seguridad. Intenta viajar a hoteles que tengan caja fuerte e introduce en ella los objetos más valiosos. No de olvides de cambiar la combinación de la caja fuerte nada más llegar. En caso de que el hotel no disponga de caja fuerte deja esos objetos en el interior de una maleta cerrada con combinación o candado.

Ten cuidado y no confíes en las maletas de cremallera, ya que se pueden abrir y volver a cerrar sin que te des cuenta, sin necesidad de manipular el candado que le hayas puesto.

No hagas ostentaciones

 

Tus joyas y objetos de valor donde mejor están es en casa. No se te ocurra llegar a tus viajes de turismo este tipo de efectos. ¿Te imaginas pasear por una zona de una gran ciudad económicamente deprimida con un ostentoso collar de oro colgado del cuello? Buff, problemas seguros a la vista…

Otro defecto frecuente es sacar de la cartera un fajo enorme de billetes… tu mismo te estás poniendo la diana.

No hables de tus planes de viaje con desconocidos

 

Ni se te ocurra decirle a un desconocido cuáles son tus planes de viaje. Voy a viajar por tal ruta, voy a alquilar un coche en tal sitio, me voy a alojar en ese hotel, mi habitación es la X… Esta información debe ser absolutamente reservada. No conoces a tu interlocutor, y en caso de ser un delincuente se lo estás poniendo muy fácil, puede preparar el asalto a tu persona o a tus pertenencias con una facilidad pasmosa. Eso si, el chorizo te estará tremendamente agradecido de por vida.

No te excedas con las bebidas alcohólicas

 

Unas cervecitas si, pero con moderación. Cuando consumimos bebidas alcohólicas en demasía, nuestros sentidos se encuentran embotados, y a menudo hacemos cosas o tomamos decisiones distintas a las que haríamos en un estado de normalidad.

Además, nuestro tiempo de reacción disminuye, con lo cual difícilmente podremos reaccionar adecuadamente ante un hurto, por ejemplo.

Desconocidos

Acostúmbrate a volver la vista atrás

 

Es una buena costumbre adquirir el hábito de volver la vista atrás cuando te levantas para salir de algún lugar. Es muy fácil dejarse una chaqueta u otro objeto personal al levantarse de una mesa tras una comida. Y también es fácil encontrarte con algún raterillo ojo avizor esperando el error o despiste del turista.

No lleves todo el dinero junto

 

Una de las recomendaciones básicas para todo viajero es no llevar todo el dinero junto. Deja la mayor parte en la caja fuerte de tu hotel y lleva contigo lo que pienses que puedas necesitar en un solo día. Es más hasta el dinero del día lo puedes fraccionar en dos y guardarlo en sitios distintos, uno en la cartera (lo habitual), y el resto escondido en otro lugar. Sacar una cartera llena de billetes es como un imán para los delincuentes.

Lo dicho para el dinero en efectivo es también válido para las tarjetas de crédito. Ni se te ocurra llevarlas todas juntas, en caso de robo necesitarás alguna para poder disponer de efectivo o pagar con ella.

No guardes tu billetera o cartera en el bolsillo trasero de tus pantalones

 

Pónselo difícil a los carteristas, son tremendamente habilidosos y ni siquiera te enterarás de que te han levantado la cartera. El simple gesto de cambiar tu cartera del bolsillo trasero al delantero ya es un gran paso para mantener a salvo tu dinero y documentación.

Evita también llevar bolsos tipo riñonera, no hay mejor manera de dar publicidad al hecho de que llevas tus objetos de valor allí.

Como alternativa existen en el mercado una gran variedad de sistemas para ocultar el dinero como este cinturón para llevar el dinero oculto o esta faja para ocultar dinero y documentación.

viajar seguro

No confíes en cualquier extraño

 

Vale que tenemos que integrarnos en el lugar que visitamos para vivir al máximo la experiencia, pero hay que marcarse unos límites porque estamos hablando de tu seguridad personal. Cuidado con acompañarlos a zonas peligrosas de la ciudad o consumir comida o bebida que te ofrezcan sin que ellos la consuman también.

Existen muchos estafadores que buscan aprovecharse de los incautos y desprevenidos viajeros. No caigas en sus redes.

Evita actividades peligrosas

 

Algunas actividades es mejor evitarlas, especialmente cuando lo podemos hacer exactamente igual en nuestro país. Alquilar una motocicleta o moto acuática en un país extranjero puede ser una imprudencia con malas consecuencias. Comprueba si tu seguro de viaje cubre estas actividades, ya que de lo contrario podrían costarte bastante caro.

Verifica la letra pequeña y la cualificación del personal en las actividades

 

Muchas veces nos dejamos llevar por las ganas de disfrutar en nuestros viajes y no nos fijamos en la letra pequeña o la cualificación del personal que nos ofrecen actividades que pueden llegar a ser peligrosas. Por ejemplo, no sería el primer accidente de buceo o de puenting que se produce por una insuficiente cualificación profesional del personal que dirige la actividad.

Normalmente, cuando en un mismo lugar encontramos la misma actividad por precios sensiblemente distintos, suele deberse a alguna razón. Verifica la calidad del servicio.

Vigila tus pertenencias en lugares públicos

 

Es un poco obvio, pero es el consejo número uno que te puedo dar para evitar la sustracción de tus pertenencias. Además, es una cosa que los viajeros hacen constantemente, dejar sus pertenencias sin vigilancia. Es fácil sentarse cómodamente a comer y olvidarse de ese bolso que hemos dejado en el suelo, a escasos centímetros de las hábiles manos de un delincuente profesional.

Vístete como los lugareños

 

Evita sobresalir entre la multitud, mimetízate con tu entorno, vístete de forma similar a los residentes de la ciudad que estás visitando. ¿Quieres llamar la atención de un carterista en Nueva York? Pues nada, ponte un pantalón corto, camiseta, sandalias y cuélgate una llamativa cámara de fotos en el cuello. Ya lo has conseguido.

Si investigas un poco el destino antes de salir de casa, te será muy fácil adaptarte a la forma de vestir de los lugareños, y esto te puede ser muy útil.

La actitud también es importante, muévete con decisión, no consultes tu mapa de forma ostensible, etc. En definitiva, que parezca que sabes lo que haces y a donde vas (si, ya se que es mentira).

Dale todo lo que llevas

 

En caso de que desgraciadamente te veas envuelto en un atraco, nada de hacerse el héroe. Dale al atracador todo lo que te pida. En muchos países los delincuentes no conciben la vida humana como lo hacemos tu o yo, y no dudarán en agredirte para conseguir su objetivo. Tu única preocupación es salir ileso de la situación.

Para minimizar el efecto de estos robos, tienes que tener los deberes hechos, y no llevar nada encima que no sea imprescindible, y por supuesto no portar collares, anillos o relojes llamativos, entre otras cosas. Asegúrate que tus objetos personales valiosos y/o con valor sentimental se quedan en casa.

Además, si has contratado un seguro de viaje, no tienes porque preocuparte, ellos se encargarán de todo.

Cuidado con la mendicidad

 

No es que sea una persona falta de sentimientos precisamente. Pero en muchos lugares existen  personas que de un modo más o menos organizado, por un lado te distraerán pidiéndote limosna y por otro intentarán levantarte el bolso o la cartera.

Si quieres colaborar con las personas con menos recursos del lugar, dona algo de dinero a alguna organización benéfica local, para que ellas lo distribuyan entre los necesitados.

No uses tu tarjeta de crédito en cualquier lugar

 

Mi consejo es que si vas a usar tu tarjeta de crédito en tus viajes, lo hagas en sitios solventes, que se aprecie su seriedad. Comercios de poca monta, regentados por personas de dudosa reputación pueden utilizar sistemas para clonar tus tarjetas de crédito.

Igualmente ten cuidado cuando manejes información bancaria o sensible en cibercafés o similares. Es muy fácil instalar un programa keylogger que registre las pulsaciones en el teclado para averiguar fácilmente todos tus secretos (cuentas bancarias, tarjetas de crédito, correo electrónico, etc.). Ten cuidado también cuando utilices estos servicios en tus dispositivos utilizando redes públicas wifi, nunca se sabe quien puede estar captando información.

Coge taxis legales

 

En muchas ciudades nada más llegar al aeropuerto una nube de conductores piratas en busca de viajeros necesitados de transporte barato, se te acercará (llegando a agobiarte) para ofrecerte sus servicios (ilegales). No caigas en el error por intentar ahorrarte unos euros de contratar un vehículo ilegal. Contrata siempre taxis legales, con su licencia de taxi en regla. Viajarás más seguro y podrás reclamar en caso necesario.

No olvides que todo el mundo no es bueno, y uno de esos conductores piratas podría no tener buenas intenciones, y acabar desvalijándote nada más llegar a la ciudad.

taxi

Cuidado con los animales

 

Ese mono tan bonito y simpático que te has encontrado en un zoco de una exótica ciudad, ese perro tan simpático y con cara de hambre… ¡Cuidado! pueden morderte y transmitirte alguna enfermedad. Personalmente si no conozco al animal no me la juego, no quiero estropear mi viaje con alguna nimiedad como esta.

Ponle las pilas a tu compañero de viaje

 

En los viajes con amigos o en grupo, tus compañeros de viaje pueden asumir riesgos que puedan comprometer tu seguridad personal. Estos compañeros piden ayuda a terceras personas, te intentan llevar por lugares peligrosos, son propensos a la discusiones o simplemente incumplen constantemente los consejos para viajar seguro que te estoy dando.

En ese caso, debes exponerle claramente a tu compañero que su actitud no es la correcta, y que te está comprometiendo con su comportamiento.

 

Seguramente esta lista no está completa y existen muchísimos más consejos para viajar seguro, pero si sigues los consejos que te acabo de dar, tus viajes serán mucho más seguros en el futuro.

 

¿Qué opinas de estas medidas de seguridad? ¿has tenido algún problema de seguridad en el extranjero? ¿adoptas otras medidas de seguridad? ¡Únete a la discusión y participa en los comentarios!

 

Suscríbete ahora

y consigue GRATIS el EBOOK "50 Consejos imprescindibles para ahorrar dinero cuando viajes"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *