Entre Argentina y Brasil, las Cataratas del Iguazú

Las cataratas del Iguazú son un conjunto de cataratas que nacen del río Iguazú, entre las provincias de Misiones, en Argentina, y el estado brasileño de Paraná. En ambos países están encerradas en áreas protegidas como parques nacionales, y, actualmente, es considerada una de las siete maravillas naturales.

Entre Argentina y Brasil, las Cataratas del IguazúEntre Argentina y Brasil, las Cataratas del Iguazú están formadas por 275 saltos, aproximadamente el 80% de ellos están en Argentina. El mayor espectáculo que debes conocer es el salto Garganta del Diablo, que es el salto con mayor caudal y es muy impresionante por sus 80 metros de altura además de ser el punto donde se separan Brasil y Argentina.

 

Puedes recorrer el paso entre Argentina y Brasil, las Cataratas del Iguazú desde las pasarelas del pueblo argentino Puerto Canoas, al cual se llega en trenes ecológicos. Especialmente en este salto se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos apreciando algunos animales de la selva semitropical

Cerca de las cataratas, se encuentra la ciudad argentina de Puerto Iguazú, en la unión de los ríos Iguazú y Paraná, allí es donde ubica la triple frontera con Paraguay.

Entre Argentina y Brasil, las Cataratas del Iguazú

Para conocer  lo que hay entre Argentina y Brasil, las Cataratas del Iguazú se puede hacer desde la parte inferior o superior. Para el paseo en la parte inferior se empieza desde el mirador, a partir del cual descienden numerosas escaleras, algunas de ellas tallas en piedra, y de esta forma podrás caminar rodeado de la selva observando la hermosa vista de los saltos desde abajo.

Entre Argentina y Brasil, las Cataratas del IguazúEn el paseo de la parte superior se parte, igualmente desde el mirador, pero tendrás que subir las escalinatas para poder apreciar la vista desde lo alto. Allí se visita el Salto Dos Hermanas, el Bossetti, el Chico, que son la antesala de la imponente Garganta del Diablo. Los refranes populares de la región cuentan que, por la distribución de las cataratas, “desde Brasil se ven las cataratas, y desde Argentina se viven”.