Consejos para viajar con perro que no puedes perderte

Viajar con perro para muchas personas es algo totalmente necesario. Él o ella, siempre para nosotros es más que un animal. Es parte de la familia, con su pequeño o gran tamaño, con sus mañas especiales que lo hacen único y con todas sus consecuencias. Por ello, a la hora de viajar por placer, queremos sin duda que nuestro amigo nos acompañe y disfrute con nosotros de la aventura.

Dejarlo en casa, incluso al cuidado de alguien en quien confiamos, se ve como una perspectiva demasiado triste. Algunos perros se alegran de vernos llegar cada tarde como si hubiéramos estado ausentes toda una vida, así que tampoco es justo para nosotros pensar en cómo estará, allá, lejos, mientras tratamos de divertirnos. La mejor opción, si las circunstancias y la salud del perro lo permiten, es no perderlo de vista.

Así que a continuación te enseñamos los mejores consejos a considerar para salir de viaje con tu perro.

viajar-con-perro

¿A dónde viajas con tu perro?

Lo primero que debes considerar es el lugar al que te diriges. ¿Viajas a una ciudad nacional cercana o planeas ir a la otra punta del mundo? Si tienes una mascota y aún no conoces la legislación vigente al respecto en tu país, esta es la oportunidad perfecta para consultarla. ¿Qué papeles debes tener en regla para poder viajar con tu perro? Esa es una respuesta que debes averiguar directamente en la legislación de tu país o en la embajada del país que planeas visitar. Estos pueden ir desde un certificado de salud o una licencia para transportar animales hasta un pasaporte perruno o inclusive unos días de cuarentena en el país de destino.

Si no lo averiguas antes, las consecuencias pueden ser fatales para tu amigo, así que esto es fundamental. Para ellos también hay leyes, y debes asegurarte de respetarlas para que tu viaje no se convierta en pesadilla.

¿Qué transporte usarás para desplazarte con tu mascota?

¿Vas por tierra, por aire o por mar? En cualquiera de los tres casos, debes consultar con tu línea de transporte si permiten llevar animales y cuáles son las reglas y procedimientos para ello.

Si te ves en la necesidad de usar una jaula, asegúrate de que sea cómoda para tu amigo y cumpla con las condiciones que suelen exigirse en estos casos. Esto es que tu perro pueda levantarse y moverse, que tenga la ventilación adecuada y el suelo impermeable. Además debe estar construida en un material resistente y debidamente rotulada con todos los datos del dueño.

Por otro lado, debes mantener tranquila a tu mascota, y para ello es necesario que tú mismo estés tranquilo. Si le hablas de forma triste o si lo obligas a entrar a la jaula, él sentirá que algo va mal. Lo primero que debes hacer, antes del viaje, es sacarlo a ejercitar para que tenga más ganas de echarse, y no darle de comer al menos las dos horas anteriores porque podría vomitar. Para meterlo en la jaula, revisa que no haya ningún objeto con el que pudiera lastimarse, como una correa suelta. En cambio puedes ponerle su juguete favorito adentro y permitir que él entre por sí solo. Luego, aléjate de forma relajada. Antes del viaje pueden practicar, de modo que él comprenda que no es una prisión y que puede entrar y salir cuando quiera.

Si vas a viajar en tu propio coche, también es recomendable utilizar la jaula, o en todo caso una tela impermeable para proteger el asiento. En cada parada que hagas llévalo contigo a ejercitar, no lo dejes en ningún estacionamiento en el interior del vehículo, ni siquiera con las ventanas abiertas. Ya durante el viaje puedes darle algún alimento rico en proteínas.

No sedes a tu perro para el viaje, porque puede ser peligroso para él. Consulta siempre con tu veterinario.

¿Dónde os alojaréis tu perro y tu?

No todos los hoteles aceptan mascotas, ni mucho menos. Algunos, en cambio, sólo aceptan de cierto tamaño o peso, por eso es importante que averigües bien las condiciones del alojamiento que elijas. Pregunta antes de contratar si aceptan mascotas, de qué tipo y cuáles son las reglas para ellas.

Por otro lado, tu perro, naturalmente, puede sentirse inquieto en este nuevo entorno. No lo regañes, porque puedes empeorar su actitud. Mantente siempre relajado. Preséntale la habitación paseando por ella y dejando su juguete favorito en la alfombra para que se sienta bienvenido. Además, siempre está muy pendiente de él durante los paseos, especialmente por lo que pueda ingerir.

Esperamos que estos consejos para viajar con perro te hayan resultado interesantes. ¿Y tu, tienes algún consejo para viajar con tu mascota escondido debajo de la manga? Estamos deseando que nos lo comentes.