Consejos de seguridad en Internet para viajeros

Con este artículo sobre seguridad en Internet para viajeros no pretendo ni mucho menos asustarte sobre el uso de tus dispositivos electrónicos (portátil, tablet, smartphone…) en tus viajes. Pero lo que si es cierto es que muchos viajeros somos bastante descuidados en materia de seguridad informática, quizás por desconocimiento, quizás por una excesiva relajación, quien sabe.

No todo es blanco o negro. No nos podemos obsesionar con nuestra seguridad en Internet, pero tampoco podemos ponernos una venda en los ojos. Lo ideal es tratar de mantenernos en un punto medio de vigilancia para proteger nuestra información personal de miradas indiscretas. Para ello, lo primero que puedes hacer es seguir nuestros consejos de seguridad en Internet para viajeros.

Seguridad en Internet para viajeros

 

  1. Evita dejar sus dispositivos electrónicos a la vista, especialmente en el casos de viajes por carretera, o en nuestras esperas en aeropuertos. El robo de esos dispositivos es uno de los principales problemas para nuestra información personal (¡¡¡Qué poco sofisticado!!!).
  2. Comprueba que tienes actualizado el software (sistema operativo) de tus dispositivos con la última versión. Los fabricantes con cada nueva versión subsanan fallos de seguridad que han sido detectados, por lo que es tremendamente importante esta actualización.seguridad en internet para viajeros
  3. Utiliza una contraseña de acceso distinta para cada dispositivo. Esto impedirá que si los ladrones se han hecho con tu dispositivo puedan utilizarlo, al menos con facilidad.
  4. Activa la función de protección de pantalla por inactividad y utiliza una contraseña de inactividad distinta a la de acceso. Intenta que el tiempo para que se active el protector de pantalla sea más bien escaso. Sé que esto es bastante incómodo, pero ten presente todo lo que un teléfono sin protección puede ofrecer a los amigos de lo ajeno: correos electrónicos, datos personales y bancarios, agenda telefónica y personal, redes sociales abiertas… un conglomerado brutal de información clave para tu seguridad en la red (y por qué no, física).
  5. Si deseas un plus de seguridad, no dejes abiertas aplicaciones clave, como por ejemplo el acceso a tu correo electrónico o Facebook. Utiliza claves específicas para esas aplicaciones.
  6. Acabo de hablar de la necesidad de protegerte mediante el uso de contraseñas. Pues bien, otro consejo que te voy a dar es que pierdas el tiempo necesario en pensar muy bien las contraseñas a utilizar. No utilices palabras básicas, fechas de nacimiento de personas cercanas, no uses siempre la misma contraseña para todos tus sitios ni la reutilices y cámbialas con cierta frecuencia. Utiliza secuencias largas, alternando mayúsculas y minúsculas, números e incluso caracteres especiales. Como curiosidad, ni se te ocurra utilizar alguna de las 25 peores contraseñas que puedes utilizar en Internet.
  7. Si usas un ordenador portátil en tus viajes, ten mucho cuidado con la opción de “intercambio de archivos”. Asegúrate que esta opción en la configuración de tu ordenador está desactivada, para evitar de que cualquier persona pueda acceder a tus archivos cuando te conectes a una Wi-fi de acceso público.
  8. No te conectes a cualquier Wi-fi pública. Cuando estés de viaje asegúrate que los puntos de acceso Wi-fi que utilices son legítimos y que te estás conectando al correcto. Me explico. Muchas veces los hackers crean redes Wi-fi públicas y abiertas a los que les dan un nombre falso (por ejemplo “Hotel Las Vegas WIFI”). De esa forma muchas personas se conectan a esa red y todos sus datos personales y claves acaban en poder del hacker. Para evitar este hackeo, si te vas a alojar en el Hotel “Las Vegas”, pásate por recepción y que te aseguren cual es la denominación de la red y la clave que utilicen.
  9. Si no estás utilizando específicamente ningún punto de acceso Wi-fi, la mejor opción es desactivar la conexión Wi-fi de tu dispositivo para que no sea visible para los demás.
  10. Cuando uses equipos públicos (ubicados en locutorios, cibercafés y similares), puedes utilizarlos sin ningún problema para tareas que no requieren iniciar sesión en una cuenta, como visualizar mapas o ver los consejos de TipsViajeros.com. Sin embargo, mucho cuidado con acceder a vuestras cuentas personales que requieren iniciar sesión, como el correo electrónico, el sistema de banca electrónica o el acceso a las redes sociales. Ese ordenador puede tener instalado un keylogger, un software específico que registra tus pulsaciones en el teclado del ordenador (y entre esas pulsaciones tu usuario y contraseña, por supuesto). Ten muy presente que ni conoces al dueño del negocio ni conoces a las personas que se han sentado antes en ese ordenador.
  11. Si no tienes más remedio que conectarte en un equipo público a tus cuentas personales, al menos asegúrate que el navegador de Internet no almacena tus datos de acceso. Para ello utiliza la opción de navegación “de incógnito”. Al acceder a cualquier sitio intenta de cualquier manera garantizar que el navegador “olvida” el nombre de usuario y contraseña. Por ejemplo, en muchos accesos existe la posibilidad de marcar una casilla de “equipo público”, con lo que no guardará la información. Por supuesto, ni se te ocurra marcar las casillas típicas de “recordar contraseña” y similares.
  12. Otra buena opción cuando navegas en un ordenador público en borrar en el navegador de Internet la memoria caché, el historial y las cookies, una vez hayas finalizado con la actividad. Cuantas menos pistas dejemos sobre nosotros en ese ordenador, mejor.
  13. Para el caso concreto de que tengas cuentas de mail muy importantes, con las que debas guardar medidas de seguridad estrictas, Google te ofrece la oportunidad de configurar el acceso a la cuenta de correo electrónico en dos pasos. Con ello, además de solicitarte un dato que conoces (tu contraseña), te requerirá un dato que te ofrecen ellos (un código que recibes en tu teléfono).
  14. Para tus redes sociales, infórmate cobre características de seguridad adicionales. Muchas tienen disponible este tipo de servicios, por ejemplo, Facebook.
  15. Personalmente, siempre intento evitar cualquier tipo de transacción o consulta a mis cuentas bancarias online, especialmente cuando utilizo redes Wi-fi que no me ofrecen una seguridad absoluta (lo que en raras ocasiones se presenta). Y por supuesto, no te creas que porque la Wi-fi de ese bar tan coqueto esté protegida por una clave, es segura. Un hacker hábil puede estar conectado a esa misma red y por lo tanto puede tener acceso a todos los datos que facilites a través de esa conexión.
  16. Si por cualquier circunstancia no puedes evitar conectarte a tus servicios bancarios online, trata de hacerlo directamente a través de una conexión por cable Ethernet en la habitación de tu hotel. Si no puedes hacerlo, conéctate a través de la conexión de red de tu smartphone, que es mucho más segura que una conexión Wi-fi gratuita.
  17. Otro factor muy importante sobre la seguridad en Internet para viajeros, es la necesidad de cuidar la información que facilitamos en nuestros mails. No envíes tu número de tarjeta de crédito o claves de cualquier aplicación importante en tus correos electrónicos. En su lugar, llama por teléfono o utiliza el fax. Recuerda que los mails pueden ser interceptados por expertos en informática.
  18. Si te ves en la obligación de utilizar tus tarjetas de crédito en cualquier web, ya sea para comprar un viaje, una entrada a un espectáculo o cualquier otra cosa, debes asegurarte que el sitio web es seguro. Para ello tienes dos buenos indicadores. En primer lugar, la mayoría de navegadores muestran un candado cerrado en la barra de direcciones para indicar que la web es segura. Otro indicador básico es que la dirección de la web (URL) debe comenzar por https:// en lugar de http://. Jamás envíes información de tu tarjeta de crédito o cualquier otra información confidencial a través de una página web que no comience por https (Protocolo de transferencia de hipertexto seguro).

Espero que estos consejos de seguridad en Internet para viajeros te hayan resultado interesantes y te eviten muchos problemas ¿Qué te han parecido? ¿Has tenido problemas de seguridad en Internet en tus viajes? ¿Cómo los has solucionado?