Qué comer en Melbourne

Una de las grandes debilidades a la hora de viajar a Melbourne es indiscutiblemente su gastronomía. Incluso en una región con tal variedad de platos y recetas de todos los rincones del mundo, degustar sus platos más tradicionales se presenta como una clara necesidad si se desea adentrarse con mayor profundidad en la cocina local. Descubramos qué comer en Melbourne.

Hay que señalar que la cocina de Melbourne se caracteriza por tener mucho de fuera y poco de dentro, es decir, que se trata de una gastronomía influenciada por la cultura culinaria de muchos rincones del planeta. La cocina local más tradicional se caracteriza por ser muy sencilla y poco elaborada, ya que generalmente a sus habitantes no les gusta dedicar demasiado tiempo a la cocina.

¿Qué platos típicos comer en Melbourne?

A pesar de que no sean amantes de la cocina, ello no significa que no se pueda disfrutar degustando platos tradicionales verdaderamente deliciosos. Y es que, aunque la influencia extranjera haya calado hondo en Melbourne, y en toda Australia en general, ello no significa que no se puedan encontrar platos típicos y recetas tradicionales de las que poder disfrutar durante tu visita a esta ciudad.

Meat pie

Este delicioso pastel de carne es uno de sus delicias estrella. Sus pequeños pasteles de carne se pueden encontrar prácticamente en cualquier panadería y supermercado, por lo que no puedes irte sin degustar un riquísimo pastel de carne auténticamente australiano. Este pastel ha evolucionado tanto en los últimos años que pueden encontrarse multitud de variedades a elegir, aunque el pastel tradicional se elabora a base de carne, puré de patata y una espesa salsa.

Canguro

Los platos elaborados con carne de canguro son muy populares en la ciudad, así como muy consumidos, tanto por habitantes de la ciudad como por los turistas que se acercan a conocer la ciudad. Se puede preparar asado, a la parrilla o bien al horno. Suele condimentarse con ajo, pimienta y romero y, generalmente, se cocina poco hecha.

Vegemite

Al igual que todo Australia, las tostadas untadas con Vegemite, un producto comercial muy consumido en el país que consiste en extracto de levadura de color marrón oscuro y un sabor ligeramente salado. Es muy habitual tomarlo a la hora del desayuno, ya sea untando en tostadas o en sándwiches.

Hamburguesa con remolacha

Aunque las hamburguesas se pueden consumir hoy en día en prácticamente todos los rincones del mundo, en Melbourne las preparan con un ingrediente clave: la remolacha. Los habitantes de la ciudad no encuentran completa su hamburguesa si la misma no incluye un buen pedazo de remolacha.

Fish and chips

Al igual que en Reino Unido, el pescado rebozado con patatas fritas es uno de los platos más consumidos de Melbourne. Es muy habitual acompañar este plato con una cerveza bien fresca, especialmente en los meses cálidos de verano. Se pueden servir con unas rodajas de limón. Un plato sencillo, pero realmente exquisito.

Si vas a visitar en breve esta ciudad australiana, no olvides tomar nota sobre qué comer en Melbourne. No te arrepentirás de probar ninguno de estos manjares. ¡Quedarás encantado!