Cómo alquilar un coche barato en tus viajes

El alquiler de coches durante los viajes, ya sea por ocio o por trabajo, es una opción cada vez más extendida. Proporciona una total autonomía a la hora de visitar los lugares que desees sin la necesidad de depender de horarios, no tienes que preocuparte por su mantenimiento, puedes elegir el modelo y tamaño que mejor se adapte a tus necesidades y a las circunstancias de tu viaje y, algo que no todo el mundo sabe, muchas veces sale bastante más rentable que tener que recurrir al transporte público, taxis o Uber.

Sin embargo, para que este último punto se cumpla debes ser cuidadoso y seguir una serie de directrices. Sigue leyendo y verás que no es complicado.

¿Cuánto cuesta alquilar un coche?

Una pregunta que muchos se plantean pero a la que no se puede dar una respuesta exacta. Los precios varían según la empresa, la época del año, el tamaño del vehículo, la marca, la duración del alquiler… Sin embargo, sí se puede afirmar que el rango de precios es muy amplio, con vehículos que pueden llegar a salirte por unos 6 euros al día hasta otros que superan ampliamente los 200.

¿Cuál es la empresa de alquiler de coches más barata?

Otra pregunta que no tiene una fácil respuesta. Los precios de las compañías de alquiler de vehículos son variables y en muchas ocasiones sorprenden con algunas ofertas realmente espectaculares (especialmente en temporada baja, hay que decir). Sin embargo, a día de hoy y en términos generales, la empresa de alquiler de coches más barata parece ser Goldcar, seguida por Thrifty y Topcar.

¿Cuándo es más barato alquilar un coche?

Al igual que ocurre con los alojamientos y la restauración, el alquiler de coches es sensiblemente más barato durante la temporada baja que durante la temporada alta, es decir, es mejor para tu bolsillo viajar en fechas que no coincidan con el verano, la Semana Santa y, en menor medida, las navidades. También suele salir más rentable alquilar el coche con la suficiente antelación. Si puedes hacerlo uno o dos meses antes de iniciar tu viaje, mejor que mejor.

Trucos para alquilar coches baratos

El alquiler de coches durante tus viajes es, en teoría, una opción económica. Sin embargo, como ocurre cuando te vas a alojar en un hotel o alquilar una vivienda, no puedes ir a lo loco y coger lo primero que se te ofrece.

Economizar es todo un arte y hay que estar atento a numerosos factores para que tus gastos sean los mínimos. A continuación vamos a mostrarte algunos trucos que, sin duda, te vendrán de perlas para que tu vehículo de alquiler te salga lo más rentable posible.

Utiliza los comparadores de precios de alquiler de coches de internet

Internet ha cambiado totalmente nuestro modo de vida durante el siglo XXI y esto es algo que incide en todos los ámbitos de la sociedad, incluyendo el alquiler de coches. Lejos queda lo de ir preguntando de oficina en oficina por los precios. En la actualidad tienes esos precios a la distancia de un click desde tu ordenador o dispositivo móvil.

En la red global existen numerosos comparadores de precios en los que puedes elegir el vehículo que más te conviene (Kayak, Check24, Rentalcars…). La información no puede ser más completa, aparte de los precios se indican sus características, el kilometraje incluido en el precio, el estado en el que hay que devolver el depósito de combustible, el lugar de recogida y entrega, las condiciones del seguro o los posibles extras que puedes contratar (sillas para bebés, cadenas, alzadores…), entre otros.

No olvides en informarte bien acerca de las opiniones de otros usuarios respecto al servicio de la compañía que contrates. En ocasiones lo barato sale caro y los precios económicos deben estar avalados también por una buena atención al cliente y unos servicios eficientes.

Cuantos más días contrates el coche, más barato te saldrá

Al menos así es en general. Cuantos más días contrates el coche más rentable le saldrá a la empresa, lo que le permite ajustar los precios y que te salga más barato.

Vamos a ponerte un ejemplo práctico. Una compañía de alquiler puede ofrecerte el alquiler de un coche por 60 euros al día. Sin embargo, si lo alquilas durante 5 días no te saldrá por 300 (60 x 5) sino por 150 euros (realmente estarás pagando 2 días y medio en base al precio original, no 5). El ahorro crece exponencialmente cuantos más sean los días de contratación.

No alquiles coches en aeropuertos y estaciones de trenes o autobuses

Si no has hecho ninguna reserva con antelación, es más que recomendable que no alquiles un vehículo en las oficinas de los aeropuertos y estaciones de transporte. Las empresas saben que los viajeros suelen llegar “con todo el equipo”, es decir, hasta arriba de bolsas y maletas, y se aprovechan de la situación poniendo unos precios a veces estratosféricos.

Posiblemente te salga más rentable desplazarte hasta tu hotel o apartamento de alquiler en taxi, metro o tren de cercanías y, una vez allí, realizar tu alquiler cuando lo necesites. Si por circunstancias no puedes hacerlo, no dudes en informarte de los precios de las diferentes empresas de alquiler de vehículos que encuentres (que suelen ser bastantes en muchos casos). Aún así, recuerda, siempre que puedas, reserva con antelación.

Reserva un pack que incluya vuelo, hotel y coche de alquiler

O, al menos, que incluya el hotel y el coche de alquiler, en el caso de que te vayas a desplazar por medios de transporte terrestres.

Al igual que ocurre cuando alquilas un coche durante varios días o semanas, contratar un vehículo junto al alojamiento y el vuelo supone un importante ahorro y no tendrás problemas en encontrar ofertas ya que es una de las modalidades más populares en las agencias de viaje.

Además, no es complicado calcular el ahorro que te supondrá contratar uno de estos packs. Solo tienes que echar cuentas sobre lo que te costaría cada contratación por separado y compararla. En algunos casos el ahorro es sencillamente espectacular.

Utiliza tarjetas de crédito generadoras de puntos

Muchos bancos ofrecen entre sus productos tarjetas de crédito que al ser utilizadas generan puntos canjeables por vuelos, estancias de hotel y alquiler de coches. Este tipo de tarjetas son ideales para personas muy viajeras y su sistema de recompensas pueden suponer un importante ahorro al final de cada año.

Algunos bancos que las ofrecen son Liberbank, Barclays, Santander o BBVA. No suelen suponer ningún costo para el usuario y la vigencia de los puntos suele ir de 2 a 5 años (incluso existen algunas cuyos puntos no caducan nunca). No dudes en consultarlo en tu entidad financiera.

Cuidado con alquilar un coche con GPS

Los GPS en los vehículos son una herramienta muy útil, especialmente cuando te encuentras en destinos desconocidos para ti y son muchas las posibilidades de que te pierdas. Sin embargo, su integración en el vehículo cada vez está más obsoleta y existe una buena razón: cada vez son más los móviles y smartphones que cuentan con GPS, así como innumerables aplicaciones que se pueden descargar, por lo que su instalación en el vehículo cada vez es más inútil.

¿Por qué te decimos esto? Sencillo. En el momento que vayas a alquilar un coche es probable que te ofrezcan la posibilidad de incluir un GPS, y esto es un extra que no suele ser gratuito (casi ningún extra que contrates lo será). Si puedes llevar tu propio GPS en el móvil, mejor que mejor.

Incluso existen opciones para consultar mapas por internet sin que sean necesaria ninguna conexión, como por ejemplo en Maps.me. Y no olvides que, en todo caso, aún existen unos estupendos mapas de papel de toda la vida. Internet es maravilloso pero, afortunadamente, aún hay vida fuera de él.

Contrata un coche de alquiler con kilometraje ilimitado

Este es un truco muy útil si tu intención es utilizar tu coche con asiduidad durante tu viaje (si solo lo quieres para desplazamientos cortos y muy calculados no es un aspecto relevante).

El problema cuando alquilas un coche con kilometraje limitado es que si lo superas, y no dudes de que la compañía lo va a comprobar, tienes que pagar un plus nada barato por cada kilómetro superado y eso lo cobrarán de la fianza o depósito que hayas cobrado. Este problema es inexistente cuando el kilómetraje es ilimitado.

Y un consejo. Aunque nadie duda de la honestidad de las empresas de alquiler de coches en general, siempre puede haber alguna oveja negra (o algún tipo de error sin mala intención), así que es aconsejable que saques una foto al cuentakilómetros en el momento que recojas el coche y otra en el momento de la devolución, de modo que puedas demostrar los kilómetros que has recorrido ante cualquier eventualidad.

Atención a la edad y experiencia del conductor

La edad y la experiencia al volante de la persona que vaya a conducir el coche de alquiler también tiene un peso a la hora de pagar más o menos. Aunque en España la edad mínima para conducir son los 18 años, no son pocas las compañías que exigen tener al menos 21 para poder alquilar. En el caso de monovolúmenes o vehículos premium esa edad puede aumentar hasta los 25 años.

En otros casos se permite conducir a menores de 21 (o 25 en el caso de los vehículos grandes) pero pagando un plus, la llamada “cuota de conductor joven”, que puede suponer un notable aumento del precio.

También es habitual exigir, al menos, un año de experiencia al volante, sea cual sea la edad del conductor contratante. Algunas empresas varían el precio dependiendo de los años que se lleva con el carnet de conducir.

En definitiva, si quieres alquilar un coche barato y estás realizando tu viaje en compañía de un grupo de personas, ya sea familia o amigos, lo mejor es que el conductor que conste en el contrato tenga más de 25 años y el mayor número de años de experiencia al volante posible (ojo, los mayores de 70 o 75 años, dependiendo de la empresa, también tendrán que pagar una tarifa adicional). Infórmate bien de las condiciones que te ofrece la compañía.

Elige la opción lleno-lleno para el combustible

Son dos las opciones más extendidas respecto al combustible cuando alquilas un vehículo. La primera es lleno-vacío y la segunda lleno-lleno.

Nuestro consejo es que elijas siempre la opción lleno-lleno, es decir, que recojas el vehículo con el depósito lleno y los devuelvas igualmente lleno. ¿Por qué? Porque con la opción lleno-vacío podras devolver el coche con el depósito seco, pero será la propia empresa la que lo rellene y te cobrará los precios que tengan establecidos (que suelen ser bastante elevados).

Por el contrario, la opción lleno-lleno te permite ser tú mismo quien llene el depósito, pudiendo elegir la gasolinera o gasolineras donde los precios te salgan más económicos (otra de las ventajas de la era de internet es que te permite descargar numerosas apps que te indican las estaciones de servicio más baratas de la zona en la que te encuentres).

Teniendo en cuenta los precios a los que se están poniendo los combustibles en la actualidad, este truco te puede suponer un buen pico de ahorro.

El tamaño sí importa

Decía un viejo refrán: “Caballo grande, ande o no ande”. Bien, pues si lo que buscas es un alquiler barato de coches, que el caballo sea pequeño (pero que ande, eso sí). Es evidente que lo que debe primar son tus necesidades y las del grupo con el que viajes pero, ante la duda, elige siempre el modelo de coche más pequeño.

La diferencia de precios puede ser brutal. Por ejemplo, una misma compañía puede alquilarte un coche pequeño por 6 euros al día y pasar a más de 60 euros por un coche grande.

La suerte es que existen muchas opciones respecto al tamaño del vehículo, por lo que puedes elegir el que mejor se adecúe a tus necesidades a nivel tamaño-precio.

Ya ves que no son pocos los trucos existentes a la hora de alquilar un coche de alquiler barato. Piensa bien qué es lo que necesitas antes de tomar una decisión y, recuerda, cuanta mayor sea la antelación con la que contrates el vehículo, mayores posibilidades tendrás de encontrar un chollo.