25 Consejos para viajeros inteligentes

De vez en cuando nos gusta compartir con nuestros lectores algunos consejos interesantes basados en la experiencia personal que hemos ido adquiriendo con el paso de los años (y los viajes). Es cierto que cada viaje requiere de muy diferentes herramientas y cuidados, pero creemos que, en general, para considerarnos viajeros inteligentes, existen una serie de tips que no podemos dejar de poner en práctica.

Lo lógico no es hacer todo bien a la primera. Lo normal es equivocarse. La experiencia nos dará muchos recursos y en cada uno de nuestros viajes lo haremos mucho mejor que en el anterior. Posiblemente al principio gastemos dinero innecesariamente, conozcamos de forma más superficial el país de destino o nos perdamos y cometamos pequeños errores que dejarán en nosotros un mal sabor de boca. No debemos preocuparnos. Es totalmente normal que no todo salga según las expectativas creadas. No olvides que un viaje siempre es una oportunidad para disfrutar y aprender.

No obstante, si nuestros consejos pueden ayudarte a minimizar el riesgo de equivocarte, bienvenidos sean.

Intentaremos resumir en los próximos párrafos los tips más prácticos e interesantes que todo viajero inteligente debe conocer.

  1. Lo que no podemos olvidar:
    • Una toalla para cualquier imprevisto que podamos encontrar en el viaje.
    • Un candado para proteger tus pertenencias. No solo tu equipaje durante el vuelo merece protección; es posible que necesites cerrar tu maleta o tus mochilas durante todas las vacaciones.
    • Una linterna. Puede ser de mucha utilidad por la noche, en la oscuridad, para buscar objetos, etc. Además es una herramienta fantástica para crear atmósferas terroríficas cuando contamos una historia de miedo.
    • Un botiquín. No tiene que ser grande, pero sí contar con lo básico para cualquier emergencia como caídas, cortes o rasguños.
    • Una cantimplora. Es una herramienta muy útil porque nos evita usar envases de plástico. Además, muchas ciudades disponen de agua potable que se distribuye a través de fuentes situadas en diferentes puntos, con lo que además de contribuir con el medio ambiente, ahorraremos algo de dinero.
    • Lleva algo de abrigo. Aunque viajemos en verano no olvides poner siempre al menos una chaqueta. Es posible que durante la noche pueda refrescar.
    • Los tapones para los oídos son muy importantes sobre todo si no te gustan los ruidos o si te cuesta mucho descansar. Cabe la posibilidad de que a la hora de ir a dormir haya mucho ruido a tu alrededor.
    • Cargador portátil de batería. Llevarlo siempre cargado en tu bolso te evitará muchos disgustos. Quedarte sin móvil estando en el extranjero puede ser incluso peligroso.
    • Protector solar. Es importante ya sea verano o invierno. Los rayos solares afectan a nuestra piel. Aunque tengamos un día nublado, si permanecemos mucho tiempo en el exterior, paseando o haciendo alguna ruta, es posible que podamos quemarnos. El protector solar debe usarse a diario, aunque no estemos viajando.
    • Sistema de posicionamiento o un mapa de los de toda la vida. Nosotros te recomendamos ambas herramientas. El mapa puede serte de gran ayuda en la ciudad y aunque puedas parecer un “turista”, mucho peor sería perderte y desaprovechar tu tiempo.
    • Un pase para múltiples actividades y visitas. Si tienes pensado acceder a varios museos, atracciones, musicales o teatros en tu ciudad de destino, puedes adquirir previamente un pase para ello. Muchos lugares ofrecen esa opción y además de la comodidad, conseguirás ahorrar bastante.
    • Seguro de viaje. Puedes encontrar ofertas de seguros a muy buen precio, evitando incrementar en demasía tus gastos y logrando tranquilidad frente a cualquier imprevisto.
  2. Cuando estés buscando en Internet la reserva del viaje, es importante que uses la función de incógnito del navegador con la intención de ocultar el historial de navegación y que los sitios de venta de billetes no puedan rastrearte y elevar en su beneficio el precio de lo que buscamos.
  3. No compres una maleta demasiado grande. Cuanto más pequeña sea, menos cosas innecesarias llevarás y te obligarás a elegir bien lo que sea imprescindible.
  4. Lleva mudas de ropa interior suficientes.
  5. Si vas a moverte por la ciudad con tarjeta de crédito o débito, lleva un duplicado por seguridad. Imagina que no llevas dinero en efectivo o llevas muy poco y el cajero se traga tu tarjeta o la pierdes. No querrás encontrarte de repente en un sitio extraño y sin dinero.
  6. Organiza alguno de tus viajes de forma abierta. Viaja por tu cuenta, sin programar cada uno de los pasos que vas a dar. Al menos una vez planifica sobre la marcha los lugares que vas a visitar y por dónde te vas a mover. Puedes alquilar un vehículo para los traslados por el país. Si haces esto último, no olvides preguntar si existen restricciones en la conducción (puede que haya que pagar alguna tasa por entrar a una ciudad o que tengas que comprar algún tipo de pegatina para el coche cuando circules por las carreteras de un país). No temas perderte. Puede ser una buena forma de conocer más a fondo tu destino.
  7. Cuando llegues a cada una de las ciudades de destino, haz una visita a la oficina de información o turismo. Será un punto importante de conocimiento. Te ofrecerán ideas y posiblemente te ofrezcan entradas gratuitas a diferentes eventos o descuentos.
  8. No lleves contigo ni todo el dinero ni todos los documentos identificativos. Es interesante que guardes una copia en el hotel o apartamento donde te alojes. También puedes llevar DNI y pasaporte y guardar uno de los dos en la habitación. Una buena idea puede ser enviarte las imágenes a tu correo electrónico. Guarda también dinero y copia de tu tarjeta y de este modo, si sufres algún percance, no te quedarás en el extranjero con lo puesto.
  9. Si tu viaje es internacional y largo, te aconsejamos que reserves los asientos de la ventana. Cuando te agotes, podrás recostarte y descansar el cuello.
  10. Mucho cuidado si viajas a un país en los que el tráfico circula por el carril contrario. Debes mirar siempre a ambos lados, pues los vehículos aparecen por donde menos lo esperas y puedes sufrir un accidente. Cuando actúes de peatón en un país extranjero, extrema la precaución para evitar sustos.
  11. Haz muchas fotos. En el futuro te ayudarán a rememorar todos y cada uno de los momentos vividos en cada viaje. Si quieres realizar fotos alucinantes de tus vacaciones, puedes leer nuestro artículo sobre cómo hacer fotografías profesionales en tus viajes. Además puedes realizar fotos de tu equipaje y tus pertenencias más preciadas. En caso de pérdida o robo, te ayudarán a dar pistas para localizarlos lo antes posible.
  12. Conocer algunas frases básicas del idioma nativo del destino al que vas a viajar te ayudará a relacionarte mejor con los locales y puede sacarte de algún apuro.
  13. Unos meses o semanas antes, investiga sobre tu destino de vacaciones. Lee libros sobre la Historia del lugar, conoce sus lugares más emblemáticos, su gastronomía, su cultura, etc.
  14. No te cortes a la hora de solicitar beneficios y mejoras cuando vayas a registrarte en el hotel. Puedes conseguir algunos extras interesantes.
  15. Para visitar monumentos o lugares emblemáticos escoge horas concretas, como por ejemplo las del mediodía, cuando hay menos masificación.
  16. En cuanto a la comida, por lo general los restaurantes suelen cobrar más caras las cenas que los almuerzos, con lo que puedes aprovechar el mediodía para comer allí y comprar en los supermercados locales para la cena. Existe además una máxima que se cumple prácticamente al 100%: si quieres ahorrar no comas en las zonas más turísticas. Puedes dar un pequeño paseo hasta calles alejadas del centro y conseguirás precios muchísimo más económicos.
  17. Si reducir costes es una de tus preocupaciones, puedes solicitar a los buscadores de vuelo que te avisen cuando bajen el precio de los billetes. Es importante que comiences la búsqueda meses antes del viaje. También puedes elegir hospedarte en albergues o establecimientos bed and breakfast. Este tipo de alojamientos te permitirán ahorrar bastante.
  18. Realizar tus visitas y excursiones a pie será beneficioso no solo por el ahorro considerable, sino porque conocerás a fondo todos y cada uno de los rincones por los que transites. Elige cuidadosamente el medio de transporte que vayas a utilizar. En muchos casos esta elección dependerá de lo que quieras gastar. Moverte en taxi, por ejemplo, es mucho más caro que hacerlo en un transporte colectivo y por supuesto, hacerlo a pie será completamente gratis. Recuerda que es importante ahorrar y no despilfarrar el dinero, pero no pierdas demasiado tiempo en buscar lo más barato. El tiempo también es oro.
  19. Nunca dejes de probar los platos típicos de cada lugar que visites. Se trata de una oportunidad de oro para sumergirte en la gastronomía particular de cada ciudad. Es una experiencia añadida a tu viaje. En este sentido, come en la calle, empápate de la cultura local. Si ves a los niños comiendo, atrévete. Si no les hace daño a ellos, ¿por qué debería hacértelo a ti?.
  20. Relaciónate con los lugareños. Hacer amigos en países extranjeros te reportará grandes satisfacciones y te hará disfrutar aún más de la experiencia. No obstante, mantente alerta a los posibles peligros de establecer contacto con desconocidos. No todo el mundo es lo que parece.
  21. Lleva ropa cómoda y variada (sin llevar exceso de equipaje) y unos buenos zapatos. Este es un punto muy importante. Vas a caminar muchísimo durante tu viaje y debes mimar tus pies pues al fin y al cabo son las herramientas que te transportarán a cada uno de los maravillosos lugares que te esperan en tu destino.
  22. Regateo. Se trata de todo un arte que más nos vale aprender. No pagues lo primero que te pidan cuando decidas comprar algún objeto del lugar. La práctica del regateo puede convertirse, además de en una oportunidad para conseguir un buen precio, en una forma divertida de pasar un rato y vivir experiencias diferentes.
  23. Las millas aéreas son beneficiosas para viajar gratis. Usa tus puntos para viajar aún más lejos de lo que tu presupuesto inicial te permitía. Además, conseguir gratuidades nos hace disfrutar aún más de nuestra aventura.
  24. No olvides vacunarte según las indicaciones de tu médico dependiendo del país al que viajes.
  25. Actúa siempre con respeto y educación. Ten cuidado de no molestar a los lugareños. Posiblemente las barreras idiomáticas dificultarán la comunicación y propiciarán malentendidos. Cuida tus formas si quieres que te ayuden y te orienten de forma adecuada. Sé paciente. Vive la experiencia de forma relajada.

Suscríbete ahora

y consigue GRATIS el EBOOK "50 Consejos imprescindibles para ahorrar dinero cuando viajes"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *