15 errores comunes de viaje y cómo evitarlos

Cometer errores mientras estamos de viaje es bastante común, sobre todo si nos desplazamos buscando lo desconocido. Muchas veces estos errores no entrañan peligro, pero en ocasiones pueden ocasionarnos una experiencia traumática y hacernos perder mucho dinero.

Si quieres estar sobre aviso, sigue leyendo y conocerás 15 de los errores que más comúnmente cometemos en un viaje.

1. Programación de viajes demasiado ambiciosos.

Si no dejamos lugar para cierta flexibilidad podemos tener problemas. Ten en cuenta que es posible que debas cambiar algunos de tus planes por causas meteorológicas, por ejemplo. Prevé también que los gastos pueden dispararse y salirse de nuestro presupuesto. En ese caso, también puede ser necesario hacer un cambio de planes. Al organizar unas vacaciones, ten en cuenta que debes contar con un tiempo adicional para evitar posibles retrasos que te hagan perder conexiones. Esto puede echar por la borda nuestra ambiciosa y estricta programación. En lugar de esto, deja al menos dos horas entre cada vuelo para evitar cualquier posible pérdida de nuestro vuelo. No te empeñes en verlo todo en un solo viaje. Si finalmente no lo consigues, lo más probable es que te quedes con un mal sabor de boca y que tu sensación final no sea todo lo positiva que esperabas.

2. Errores al preparar el equipaje.

Cuando nos disponemos a preparar nuestra mochila, maleta o bolso de viaje, debemos centrarnos en lo que es realmente necesario. Solo llevar aquello que vamos a usar. En primer lugar, llevar demasiado peso puede acarrearnos grandes problemas. En algunos aeropuertos te obligan a dividir el peso de las maletas si pesan demasiado. No sería la primera vez que vemos en alguna cinta a familias abriendo sus maletas y metiendo parte del equipaje en bolsas de plástico, precisamente para repartir el peso de las mismas. Puedes barajar la posibilidad de comprar algunas cosas necesarias en tu lugar de destino, principalmente si se trata de un lugar barato. Nuestro consejo es que, una vez lleno, revises lo que has considerado importante e intentes reducir aún más la carga, seleccionando lo realmente imprescindible. Puedes ponerte un número máximo de artículos para tu viaje, dependiendo de los días que dure el mismo.

3. Solo leer guías turísticas.

Aunque representan un artículo de gran importancia, están confeccionadas para dar información sobre los viajes, pero no para organizarlos. Este será nuestro trabajo. Si buscas consejos, es interesante escuchar la opinión de otros viajeros. Están muy bien precisamente como eso, como guías, pero confiar ciegamente en ellas, sin investigar otras opciones, puede darnos una visión muy parcial y sesgada de nuestro futuro viaje. Explorar una vez en el lugar elegido y tomar la iniciativa para elegir actividades, basándonos en la investigación previa, puede asegurarnos una gran experiencia.
Una buena búsqueda de información antes de viajar, para poder confeccionarnos un itinerario adaptado a nuestros gustos y necesidades es vital para evitar sorpresas de última hora.

4. No realizar un presupuesto realista.

La cantidad con la que contemos para nuestro viaje, debe incluir una partida para imprevistos o gastos inesperados. Si contamos con un presupuesto no demasiado excesivo, debemos organizar actividades y gastos adecuados al mismo. Ten en cuenta que ajustar demasiado casi siempre sale mal. No se trata de imponernos restricciones, sino de organizarnos bien para evitar el disgusto de encontrarnos en un lugar extraño sin dinero.

5. Confiar al 100% en las indicaciones de cualquier persona.

Muchas veces, queremos llegar a un sitio y preguntamos a una persona local cómo hacerlo. Lo mejor es no confiar en una sola explicación, sino preguntar a varias personas diferentes. Es posible que dicha persona dude, no entienda exactamente qué le estamos preguntando (si no habla nuestro idioma), etc. Si nos fiamos de la primera explicación, podemos acabar en cualquier lugar, más cerca o más lejos de aquel sitio que estamos buscando.

6. No notificar al banco que vamos a viajar al extranjero.

Si queremos evitar sorpresas desagradables de última hora, debemos comunicar a nuestra entidad bancaria que vamos a viajar al extranjero. Si quieres evitar que puedan cancelar tu tarjeta de débito por la “inusual actividad” que generará tu viaje, notifica previamente al banco la situación y confirma que puedes utilizar este medio de pago en todos y cada uno de los países que vas a visitar.

7. No realizar copias de seguridad de los vídeos y fotos que realices durante el viaje.

Lo ideal es que hagas una copia de seguridad de forma regular. Nuestros recuerdos son de las cosas más valiosas que nos traemos de la visita. Es importante conservarlos para evitar disgustos de última hora.

15 errores comunes de viaje

8. No comprobar los datos del viaje.

Pasar por alto errores en la documentación en lo referente a reservas (hoteles, vuelos, trenes, etc.), o en nuestros datos personales puede crearnos problemas muy graves. Recuerda siempre corroborar el lugar y la hora del viaje y asegúrate de haber realizado correctamente la reserva. En muchas ocasiones, surgen también problemas porque nuestro nombre o apellidos están mal escritos y el personal de tierra nos pone impedimentos a la hora de embarcar. Revisar bien nuestros datos personales favorecerá un viaje tranquilo. Por otro lado, ten en cuenta que muchas ciudades tienen varios aeropuertos diferentes. Asegúrate de que has contratado todas las reservas desde el aeropuerto correcto.

9. Desconocer los diferentes husos horarios y las consecuencias del jet lag.

Es importante conocer la diferencia horaria que existirá entre el país de origen y el de visita, con el fin de organizar nuestras excursiones. Además debemos informarnos sobre cómo hacer frente al temido jet lag. Te recomendamos que al llegar a tu lugar de destino intentes soportar el sueño hasta que llegue la noche. De esta forma conseguirás adaptarte al ritmo del nuevo país. En pocas horas conseguirás adaptarte perfectamente. Puedes darte una ducha al llegar al alojamiento con lo que lograrás despejarte un poco para continuar el ritmo hasta la noche.

10. No realizar copias de los documentos más importantes.

Nuestro DNI, pasaporte, seguro de viaje, etc., son documentos de vital importancia a la hora de viajar. Por ello es importante llevar siempre una copia de los mismos y dejarla a buen recaudo. No llevar nunca la copia y el original juntos en el mismo bolso. Es interesante también llevar en la nube o en nuestro correo electrónico una copia digital (un pdf, por ejemplo) de los mismos. Tal vez no nos sirvan para realizar todas las acciones como el original, pero acelerarán sin duda cualquier procedimiento de recuperación y servirán de soporte para nuestras alegaciones en caso de pérdida o robo.

11. Pretender llevar todo nuestro dinero cambiado desde casa.

Probablemente vayamos a visitar diferentes países. Si nuestro destino es Europa, es posible que todos los países tengan la misma moneda, el euro. Si este es el caso, es más fácil, aunque tampoco se recomienda llevar todo cambiado. Si además viajamos a países con monedas diferentes la recomendación principal es retirar dinero de los cajeros automáticos al llegar a cada destino (verificar con nuestra entidad antes de salir que tenemos esta posibilidad) o buscar oficinas de cambio de moneda en las ciudades. Realizar el cambio en los aeropuertos no suele ser aconsejable, por las tarifas poco ventajosas que ofrecen normalmente. Como decíamos anteriormente, es vital que nuestro banco o caja nos explique cuáles son las condiciones del uso de nuestra tarjeta en el extranjero. Debemos conocer, por ejemplo, si se nos aplicará algún tipo de comisión para evitar sustos a la vuelta.

12. Viajar confiadamente. El peligro creciente de los carteristas.

Cada vez más, conocemos noticias sobre las bandas de carteristas que se están asentando de forma alarmante en muchas ciudades importantes y destinos turísticos. Debes conocer esta realidad para poder tomar medidas. La mejor forma de actuar al respecto es poniendo en práctica nuestro sentido común. No llevar a la vista los objetos de valor. Tener cuidado con los aparatos tecnológicos. Usar bolsillos interiores y llevar nuestros bolsos de mano siempre a la vista, en la parte anterior de nuestro cuerpo. Estar atentos en las aglomeraciones y detectar cuando algún desconocido nos toca al pasar a nuestro lado, nos da un golpe o se detiene para preguntarnos algo posiblemente con el fin de distraernos para que un compinche pueda quitarnos nuestras pertenencias.

Para evitar disgustos, debemos estar alerta ante los posibles carteristas.

Por otra parte, es importante no llevar todo nuestro dinero junto, en el mismo sitio. Repartir en diferentes bolsillos y dejar una parte a buen recaudo servirá para que, en caso de robo, contemos siempre con medios para continuar nuestro viaje de forma resuelta.

13. No realizar una búsqueda de información previa al viaje.

Este punto depende en gran medida de las expectativas con las que viajemos. Es cierto que podemos dejarnos llevar por lo que nos cuenten en las excursiones programadas, pero desde tipsviajeros.com recomendamos que se investigue sobre todos los aspectos del lugar de destino. Esto nos permitirá disfrutar aún más, conociendo el sitio que vamos a visitar organizaremos mejor nuestro tiempo, elegiremos los mejores sitios, etc.

14. No viajar con mentalidad positiva al 100%. Enfadarse y mostrar una actitud pesimista frente a cualquier percance.

Siempre que salimos de viaje, debemos ponernos nuestro mejor humor. Recargarnos de positividad y dejar atrás los enojos. Incluso aunque tengamos algún contratiempo, debemos tomarlo como una parte de la experiencia y en cualquier caso, aprender del mismo. No quiere decir que no expresemos nuestras frustraciones, pero sí que nos tomemos las cosas con el mejor espíritu posible. Intentemos que nada estropee nuestro viaje. Ser tolerantes y pacientes puede otorgarnos un plus a la hora de disfrutar de nuestra aventura.

15. Ir con expectativas poco realistas e idealizadas.

Viajar con la mente abierta es otra de las cosas que nos asegurará el disfrute. Si hemos idealizado nuestro viaje, soñándolo como algo perfecto, al primer contratiempo, posiblemente acabaremos frustrados.

Suscríbete ahora

y consigue GRATIS el EBOOK "50 Consejos imprescindibles para ahorrar dinero cuando viajes"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *